Entrenar demasiado puede ser dañino para tu salud

  Consejos, Ejercicio físico, Enfermedades, Medicina

ejercicio-fisico-intensoPracticar deporte es muy beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, hacerlo en exceso sin descansar lo suficiente puede terminar siendo contraproducente. De hecho, si exponemos los músculos y las articulaciones a una sobrecarga constante, corremos el riesgo de sufrir lesiones y procesos inflamatorios agudos, una alteración conocida como sobreentrenamiento.

El sobreentrenamiento es un problema más común en los atletas de alto rendimiento, aunque en realidad cualquier persona está expuesta a padecerlo, sobre todo si no cuenta con una preparación previa o la guía de un entrenador. El riesgo aumenta si no se calienta antes de entrenar, si se usa un calzado inadecuado o si se mantiene una dieta muy baja en calorías.

Tres peligros de practicar demasiado ejercicio físico

1. Aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Entrenar demasiado puede ser la causa de algunas alteraciones en la composición de los huesos como la reducción de la densidad ósea. Lo que sucede es que la práctica intensiva de ejercicio físico reduce los niveles de estrógeno y testosterona, lo cual afecta a su vez la densidad de los huesos y aumenta las probabilidades de padecer osteoporosis. Las mujeres suelen ser las más afectadas por este trastorno, pero también puede presentarse en los hombres que practican ejercicio físico intenso.

2. Procesos inflamatorios crónicos. Practicar deporte de forma excesiva puede provocar una inflamación sistémica y localizada. De hecho, se ha encontrado que muchas de las personas que se someten a un entrenamiento excesivo suelen ser víctimas de procesos inflamatorios musculares y articulares, sobre todo en las rodillas, codos y tobillos. También suelen ser experimentar una reducción de sus glóbulos rojos, que a su vez afecta el adecuado funcionamiento del sistema inmunitario, un problema que se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades autoinmunes y crónicas.

3. Alteraciones del estado de ánimo. Entrenar demasiado durante mucho tiempo también puede afectar el equilibrio emocional. Esto se debe a que el ejercicio físico intenso causa alteraciones en los niveles hormonales y en el eje simpático-adreno-medular, que involucra la rama simpática del sistema nervioso central. Estas alteraciones aumentan el riesgo de padecer problemas motivacionales, así como de sufrir depresión y ansiedad. En algunos casos también pueden causar trastornos del sueño y una disminución de la libido.

Deja un comentario