¿Cómo comer más saludable en los restaurantes?

  Consejos, Dietas, Estudios, Recetas Sanas

comer-restauranteMuchas personas evitan ir a los restaurantes con los amigos porque saben que en este tipo de ambiente es difícil mantener una alimentación saludable y baja en calorías. Sin embargo, lo que muchos no conocen es que existen algunos trucos para comer saludable en un restaurante y reducir la cantidad que consumes sin tener que renunciar a las delicias del menú. Se trata de trucos poco convencionales, pero muy efectivos para ayudarte a reducir la cantidad de calorías que consumes y apostar por platos más sanos sin apenas ningún esfuerzo.

Tres trucos para comer más saludable en cualquier restaurante

1. Presta atención a la música. Un estudio realizado por la Universidad de Oxford desveló que la música de fondo influye en la percepción de los sabores. Según los investigadores, los sonidos graves realzan el sabor amargo de los alimentos mientras que los agudos mejoran la percepción de los sabores dulces. Asimismo, otra investigación realizada en la Universidad de Cornell demostró que las personas que comen en restaurantes escuchando su música preferida, se sienten más cómodas y son más propensas a pedir un postre u algo más mientras que cuando escuchan una música que no les agrada, suelen comer en exceso.

2. Pide ensalada como primer plato. Si comienzas tu comida con una ensalada es probable que termines comiendo menos y más saludable. Un estudio realizado en la Universidad de Pennsylvania encontró que las personas que comían una ensalada antes de su plato principal consumían menos calorías. También elegían platos principales con menos grasas, sal y azúcares. Esto se debe a que la ensalada es rica en fibra, la cual tiene un efecto saciante sobre el apetito. Por tanto, si comienzas con un buen plato de verduras es probable que cuando llegue el plato principal tu apetito haya disminuido y que luego pases del postre.

3. Siéntate en una mesa con una iluminación clara. Se conoce que los restaurantes con luces brillantes suelen estimular el apetito por lo que es probable que comas más de la cuenta y apuestes por platos más calóricos. Asimismo, los ambientes más íntimos, a la luz de las velas o con luces claras, te desinhiben haciéndote menos conscientes de tus reacciones y señales corporales, por lo que es probable que comas más de lo que tenías previsto.  En cambio, los restaurantes con luces azules o blancas fluorescentes ensalzan la frescura de los alimentos, por lo que te incitarán a pedir más verduras y a comer más despacio y menos.

Deja un comentario