¿Qué sucede en tu cuerpo cuando bebes poca agua?

AguaBeber agua es esencial para sobrevivir y mantener a nuestro organismo funcionando adecuadamente. No en vano nuestro cuerpo está formado por un 65% de agua, que se concentra sobre todo en el interior de las células, en la sangre y como parte de los tejidos. De hecho, el agua participa en numerosos procesos metabólicos: facilita la absorción y la transportación de nutrientes, ayuda a desintoxicar y eliminar las toxinas, regula la temperatura corporal y funciona como agente activador del metabolismo.

Por eso es importante mantenerse bien hidratado y beber abundante agua a lo largo del día. Los expertos recomiendan beber alrededor de 2 litros de agua diarios, aunque en realidad la cantidad de líquido que necesitamos varia de persona a otra, de manera que unos pueden necesitar 1 litro y medio o 2 de agua para estar bien hidratados mientras que otros con 1 litro ya tienen suficiente.

Sin embargo, muchas personas pasan por alto estas recomendaciones y beben menos agua de la que necesitan a diario. Como resultado terminan deshidratándose o peor aún, padeciendo otras complicaciones de salud.

Tres efectos secundarios de beber poca agua

1. Aumenta el riesgo de hiponatremia. Se ha encontrado que beber poca agua puede alterar los niveles de sodio en sangre, provocando una hiponatremia. La hiponatremia es una alteración metabólica que se desarrolla como consecuencia de una insuficiencia de sodio en los líquidos corporales. Puede causar síntomas que van desde la confusión, una reducción de la concentración, inapetencia, fatiga y náuseas hasta debilidad muscular, dolor de cabeza, espasmos musculares y convulsiones.

2. Deprime el sistema inmunitario. Se ha demostrado que beber poca agua afecta al sistema inmunitario haciendo que nuestro organismo sea más vulnerable ante los virus, bacterias y gérmenes del ambiente. Como resultado no solo enfermamos más sino que cuando lo hacemos presentamos síntomas más intensos y tardamos más en recuperarnos ya que el proceso de desintoxicación del cuerpo se ralentiza.

3. Incrementa el peso corporal. Un estudio realizado en 45 adultos demostró que quienes bebían dos vasos de agua antes de cada comida solían ingerir entre 75 y 90 calorías menos. Al cabo de tres meses, esas personas habían adelgazado 2,5 kilos más que quienes bebían menos agua. Lo que sucede es que cuando estamos mal hidratados el metabolismo basal se ralentiza, quemamos menos calorías y por tanto nuestro peso corporal aumenta.

Imagen del artículo

¿Qué sucede en tu cuerpo cuando bebes poca agua?
  Consejos, Enfermedades, Estudios