Las consecuencias para la salud del exceso de higiene

Las consecuencias para la salud del exceso de higieneHace siglos, allá por el Medioevo, las personas no se solían bañar con asiduidad. Esto generaba muchísimas enfermedades. Sin embargo, en la actualidad vivimos en el extremo opuesto, nuestra sociedad ha apostado por un exceso de higiene que también podría ser nocivo para la salud, sobre todo cuando se exageran los hábitos adecuados de limpieza cotidiana.

La consecuencia principal del exceso de higiene sobre el organismo humano es la afectación del sistema inmunológico ya que se eliminan de manera radical ciertas bacterias y esto favorece la aparición de otros agentes patógenos que son mucho más resistentes a las defensas humanas.

De esta manera, los científicos se han dedicado a investigar la evolución progresiva que han venido experimentando durante veinte años algunas enfermedades relacionadas con la piel, el asma y las alergias. Así, han concluido que los casos de dermatitis, alergia y asma bronquial ha aumentado increíblemente en ese tiempo y este incremento está relacionado indisolublemente con las nuevas condiciones de limpieza.

En este sentido, los especialistas afirman que la obsesión por la limpieza y la desinfección del cuerpo y el ambiente ha conllevado a una transformación del sistema inmunitario de las personas, de manera que este ya no madura igual que cuando el organismo se encontraba en continuo contacto con las sustancias naturales del medio ambiente. Además, si bien, el exceso de higiene puede provocar problemas en los adultos, en el caso de los pequeños la situación se torna mucho más grave ya que puede llegar a cambiar por completo la respuesta inmune del pequeño que se encuentra en proceso de desarrollo.

Así, el convivir en medios asépticos debilita las defensas del cuerpo humano y bloquea la lucha constante del sistema inmune contra los agentes contaminantes del ambiente. Por lo cual los especialistas recomiendan mantener las condiciones adecuadas de higiene corporal y ambiental pero sin obsesionarse con la misma ni llevarla a los extremos.

  Consejos, Estudios, Medicina