La anemia falciforme puede provocar ictus silenciosos

La anemia falciforme puede provocar ictus silenciososLa anemia falciforme es un trastorno de la sangre caracterizado por la existencia de bajos niveles de hemoglobina donde las células sanguíneas parecen estar deformadas y potencialmente tienen la tendencia a formar coágulos o bloquear los vasos sanguíneos. Es por esta razón que entre el 10% y el 20% de los niños que tienen anemia falciforme sufren un ictus. No obstante, debe puntualizarse que las transfusiones de sangre reducen la posibilidad de que el ictus se repita.

Los ictus son trastornos neurológicos en los cuales un área determinada del cerebro se queda sin suplemento de oxígeno por lo que se produce la muerte neuronal. Mientras más extendido en el tiempo sea el ictus, mayor serán las consecuencias del mismo y menos posibilidades de recuperación se presentarán. Los ictus silenciosos son particularmente graves ya que no presentan síntomas inmediatos pero podrían producir problemas cognitivos a largo plazo.

Precisamente, los niños que presentan anemia falciforme muestran una tendencia mayor a tener ictus silenciosos, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas Southwestern en los EUA. Según estos científicos entre una tercera y cuarta parte de los niños que padecen anemia falciforme también muestran rastros de ictus isquémicos a nivel cerebral. Puntualizan además que las imágenes de los cerebros realizadas con la Resonancia Magnética de los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 10 años pueden compararse con las imágenes de los cerebros de personas de 80 años.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores analizaron a 52 niños hospitalizados que tenían anemia falciforme y los compararon con niños que tenían similares niveles de hemoglobina, por debajo de los 5,5 g/dL pero que no padecían esta enfermedad. Así, pudo apreciarse que si bien los niños con anemia falciforme presentaban una mayor incidencia de ictus silenciosos, en sentido general la anemia aguda podría provocar daños irreparables al funcionamiento cerebral.

  Consejos, Enfermedades, Estudios, Medicina