El tratamiento del orzuelo

El tratamiento del orzueloSegún los especialistas, el mejor tratamiento del orzuelo consiste en la prevención de sus principales factores de riesgo. De esta manera, aunque luego de la aparición del orzuelo se apliquen algunos antibióticos para disminuir la inflamación, la mejor forma de tratarlo será siempre seguir al pie de la letra las diferentes medidas preventivas.

En este sentido, los especialistas recomiendan a las personas más susceptibles de contraer un orzuelo que efectúen regularmente una cuidadosa limpieza en el borde de los párpados. De igual manera debe mantenerse un especial cuidado en el control de las enfermedades asociadas a la aparición de los orzuelos como la diabetes, la anemia y los trastornos hormonales, así como la miopía, el astigmatismo, las inflamaciones oculares y las alergias.

Una vez que el orzuelo ha aparecido no debe nunca presionarse para intentar vaciarlo pues esto puede conllevar a que la infección se disemine afectando a otras glándulas. Los especialistas tampoco recomiendan que se froten o que se extirpen los orzuelos, sino por el contrario que ellos drenen por sí solos de manera natural. En estos casos pudiera resultar eficaz emplear compresas de agua caliente para ayudar a liberar la obstrucción de la glándula y emplear alguna pomada o gotas antibióticas si la infección persiste.

Al respecto, los médicos sugieren que en los casos donde se hayan producido una conjuntivitis secundaria por la contaminación directa de los orzuelos recurrentes deberán administrarse algunas gotas antibióticas o un ungüento con dexametasona que ayude a reducir la inflamación. Aunque siempre debe consultarse su empleo con un oftalmólogo que certifique la efectividad del tratamiento en cada caso específico.

En los casos más severos de los orzuelos suele permanecer una pequeña bola de grasa un poco dura que deberá ser extirpada quirúrgicamente o ser drenada mediante una incisión con bisturí. También podrá emplearse en estos casos un tratamiento a base de amoxicilina oral para aliviar la infección.

  Consejos, Medicina