El tratamiento de la diverticulitis

El tratamiento de la diverticulitisLa diverticulitis es esencialmente una inflamación de los divertículos, unas pequeñas bolsas que surgen en las paredes intestinales sobre todo en el colon y que están causadas generalmente por una dieta pobre en fibra y por la falta de actividad física. Pero… ¿qué se debe hacer una vez que se ha diagnosticado la diverticulitis?

El tratamiento de la diverticulitis es bastante sencillo pero primero se debe puntualizar la importancia de la prevención. La prevención de los divertículos parte del conocimiento de sus causas: dieta inadecuada donde faltan los cereales y las verduras, la obesidad y el sedentarismo. Si se actúa sobre estas tres áreas, será difícil que desarrollemos una diverticulitis.

La OMS aconseja un consumo de 20gr de fibra por cada 1.000 kcal, lo que equivaldría a unos 30-40gr de fibra al día. Se aconseja también incluir en las comidas los cereales enteros y aumentar significativamente el consumo de agua. A su vez, se recomienda practicar actividad física regularmente para mantener el peso y evitar la obesidad.

En los casos más leves de diverticulitis se puede eliminar la fibra de la dieta para permitirle al colon reposar y recuperarse. Eventualmente también se puede asumir un tratamiento con antibióticos que ayude al sistema inmune a combatir las bacterias qua causan el infección. Aún así, en los casos más graves y en presencia de fiebre alta y vómitos, se recomienda de acudir al hospital.

En los casos más graves se puede recurrir a la cirugía para eliminar la parte del colon afectada. En este caso el paciente debe lavar cuidadosamente el colon antes de someterse a la intervención, para lo cual utilizará laxantes bastante potentes que le recomendará el doctor.

Vale aclarar que esta operación quirúrgica se realiza bajo anestesia general. La operación prevé la incisión del abdomen para remover la parte del colon interesada y se reconecta la parte restante. Este procedimiento es llamado: anastomosis.

En el caso de particular gravedad, donde haya ruptura del tejido del colon y salida de material fecal en el abdomen puede también ser necesario realizar una colostomía. La colostomía prevé que el intestino sea desviado hacia el exterior del abdomen.

Imagen del artículo

El tratamiento de la diverticulitis
  Consejos, Enfermedades, Medicina