Dieta mediterránea: ¿La solución para la apnea obstructiva del sueño?

Dieta mediterránea: ¿La solución para la apnea obstructiva del sueño?El trastorno de la apnea obstructiva del sueño ha sido tratado desde múltiples terapias y tratamientos, tanto convencionales como tradicionales. Sin embargo, los resultados obtenidos han sido bastante limitados. En este sentido, un reciente estudio realizado por investigadores griegos asevera que la incorporación de una dieta mediterránea en las personas que padecen este trastorno del sueño pudiera ser la solución.

La dieta mediterránea por lo general incluye en el consumo de frutas, verduras, cereales no refinados, legumbres y pescado. Por el contrario, intenta evitar los alimentos ricos en grasa, la carne roja, así como los excesos de condimentos. De esta manera, su consumo resulta muy saludable para el organismo humano, sobre todo si se complementa con el ejercicio físico diario.

Siguiendo estos lineamientos, el equipo de investigadores griegos sometió a un grupo de adultos obesos con el síndrome de apnea obstructiva del sueño a una dieta mediterránea. Mientras que a otro grupo similar se les administró una dieta también saludable reducida en calorías pero con peculiaridades diferentes.

A los seis meses de haber comenzado el “tratamiento”, el grupo tratado con la dieta mediterránea había logrado adelgazar más que el grupo de control. De igual manera, el grupo que consumió la dieta mediterránea evidenció una mejora notable en los episodios de apnea durante el sueño. Así, de 67,9 episodios frecuentes durante el sueño disminuyeron a sólo 18,4 episodios. Mientras que el grupo de control sólo manifestó una reducción de apenas 2,6 episodios de apnea durante la noche.

Según los investigadores, esta reducción significativa se puede deber a la mayor reducción de la grasa abdominal en el grupo tratado con la dieta mediterránea en relación con el grupo de control. Lo cual incide, a su vez, en la carga mecánica asociada con el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

Al respecto, sostienen que aunque todavía se necesitan más estudios para justificar el papel de la dieta mediterránea en el plan terapéutico de los pacientes con este problema de salud, sus efectos beneficiosos provocan una mejoría verdaderamente significativa.

  Consejos, Estudios, Medicina