Chocolate: Tres razones para incluirlo en la dieta cotidiana

  Consejos, Dietas, Estudios

ChocolateUna de las creencias populares más extendidas afirma que el chocolate no es bueno para la salud. Esta creencia se sustenta en el hecho de que el azúcar que suele contener los chocolates se relaciona con un incremento del riesgo de padecer problemas metabólicos y vasculares a largo plazo. Es por ello que la mayoría de las personas se abstienen de consumir chocolate para evitar problemas de salud como la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que el chocolate, sobre todo el chocolate negro libre de azúcar, puede ser un buen aliado para nuestra salud si se consume con moderación.

3 motivos para comer chocolate con mayor frecuencia

1. Estimula las funciones cognitivas. Un estudio realizado en el Centro de Investigación de Fisiología Nutricional de la Universidad del Sur de Australia ha descubierto que comer chocolate de forma regular, al menos una vez a la semana, estimula la respuesta cerebral y mejora la concentración. También aumenta la memoria de trabajo, la memoria a corto y largo plazo y la memoria viso-espacial y de organización. Todo esto se debe al elevado contenido de flavonol en el chocolate, una sustancia que estimula la conectividad entre las células cerebrales, a la vez que mejora el flujo y la calidad de la sangre que llega al cerebro. De hecho, se conoce que consumir pequeñas dosis de chocolate puede activar nuestra respuesta cognitiva sin elevar nuestra tensión o sobrecargarnos.

2. Previene los problemas cardiacos y cerebrovasculares. Una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, desveló que el chocolate puede ser un alimento protector contra las enfermedades cardiacas y cerebrovasculares. En el estudio se le dio seguimiento a un total de 20.000 personas: una parte de estas personas consumía entre 30 y 40 gramos diarios de chocolate mientras que el resto no lo consumía o lo comía en exceso. Al cabo de doce años los resultados desvelaron que quienes disfrutaban del chocolate negro con moderación y de forma habitual tenían mejores indicadores de salud cardiaca y cerebral y un riesgo menor de padecer un ictus.

3. Favorece el desarrollo fetal. Según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Atlanta, en Estados Unidos, el chocolate, en especial el chocolate negro, es un aliado excelente para las embarazadas. De hecho, los investigadores encontraron que consumir entre 20 y 35 gramos diarios de chocolate negro durante la gestación puede mejorar la calidad de la placenta y reducir el riesgo de sufrir preclampsia, una alteración médica que se relaciona con la hipertensión durante el embarazo. Estos beneficios se deben al elevado contenido de flavonol en el chocolate, una sustancia con propiedades antioxidantes que ayuda a proteger a las células de crecimiento del feto.

Deja un comentario