5 errores que cometemos a diario y afectan a nuestra salud

Frotarse los ojosMantener un estilo de vida sano no se limita a llevar una alimentación sana y practicar ejercicio físico con frecuencia, si queremos ser personas saludables cada detalle de nuestra vida cuenta. De hecho, muchas veces cometemos errores que afectan nuestra salud y de los cuales no somos conscientes. Te desvelamos algunos de los errores diarios más habituales que todos cometemos en alguna ocasión y que pueden afectar nuestra salud.

Los errores diarios más frecuentes que pueden dañarnos

1. Dormir demasiado. Puede sonar tentador, pero lo cierto es que dormir más de 10 horas no es una buena idea y puede ser tan perjudicial como dormir menos de 8 horas. Así lo ha confirmado un estudio australiano publicado en la revista Plos Medicine en el que se encontró que dormir demasiado puede afectar la oxigenación celular y acelerar el envejecimiento, sobre todo si se combina con la falta de actividad física.

2. Pasar mucho tiempo sentados. Pasar demasiado tiempo sentados, ya sea en el trabajo o en casa, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y circulatorias, independientemente de que después practiquemos actividad física. Lo ideal sería levantarse unos 5 minutos cada hora para reactivar la circulación y mover los músculos, de hecho, este sencillo hábito puede hacer que quememos hasta unas 87 calorías más al día.

3. Frotarse los ojos. Muchas personas tienen la costumbre de frotarse los ojos al despertar o cuando están delante del ordenador. Sin embargo, este mal hábito podría provocar el adelgazamiento y deformidad de la córnea. Expertos del Departamento de Oftalmología del Hospital General de Villalba explican que frotarse los ojos hace que la córnea se deforme y se vuelva más blanda, lo cual aumenta el riesgo de sufrir visión distorsionada y borrosa, miopía y astigmatismo.

4. Ponerse aroma de lavanda. Para oler bien a todas horas, muchas personas apuestan por el agua de lavanda. Sin embargo, expertos de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, han desvelado que el aceite esencial de lavanda puede ser un fuerte alérgeno debido a su contenido de acetato de linalilo. De hecho, se ha comprobado que el 2% de las personas que usan agua de lavanda sufren de alergia por contacto.

5. No lavarse bien las manos. No lavarse las manos, sobre todo después de usar el baño, al levantarse del ordenador o al salir de espacios públicos, es un mal hábito que puede afectar seriamente la salud ya que es una vía de transmisión de gérmenes e infecciones. Aunque tan importante como lavarse las manos, lo es hacerlo bien. Un estudio publicado en la Journal of Environmental Health asegura que solo el 5% de las personas que se lavan las manos con frecuencia lo hacen bien.