Vivir cerca de la naturaleza alarga la vida de las mujeres

  Consejos, Estudios

Cabaña¿Quieres alargar tu esperanza de vida? Entonces ve a vivir a un sitio cerca de la naturaleza, rodeado de vegetación. Esta es la recomendación de un estudio financiado por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, de Estados Unidos, en el que se encontró que las mujeres que viven en zonas más verdes tienen una tasa de mortalidad un 12% menor que quienes viven en áreas con menos vegetación.

Los resultados, publicados en la revista Environmental Health Perspectives, encontraron grandes diferencias en las tasas de mortalidad por enfermedades respiratorias, renales y cáncer entre las mujeres que vivían rodeadas de vegetación y en quienes vivían en sitios con menos verdor.

¿Por qué vivir cerca de la naturaleza alarga la vida de las mujeres?

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Harvard y el Hospital Brigham and Women de Boston, analizó la vegetación alrededor de las casas de alrededor de 109.000 mujeres que participaron en el Estudio de Salud de Enfermeras. Para determinar el nivel de vegetación alrededor de las casas, entre 250 y 1.250 metros, cartografiaron las localizaciones de las casas y utilizaron imágenes de satélite de alta resolución. También le dieron seguimiento durante 8 años a los cambios en la vegetación y el índice de mortalidad entre las participantes del estudio.

Los investigadores encontraron que a medida que aumentaba la cantidad de árboles y plantas alrededor de los hogares, menor era el riesgo de mortalidad entre las mujeres. De hecho, al comparar los índices de mortalidad entre las mujeres que vivían en zonas con mayor verdor y quienes vivían en áreas con una vegetación más pobre hallaron que quienes vivían en zonas más verdes tenían un 41% menos de muertes a causa de enfermedades renales, una tasa de mortalidad un 34% más baja debido a enfermedades respiratorias y un 13% menos de riesgo de morir a causa del cáncer.

Todo apunta a que un entorno más verde mejora la salud mental y promueve hábitos de vida más saludables, a la vez que estimula la práctica de actividad física. Además, los investigadores explicaron que la reducción de la contaminación del aire cerca de las zonas verdes también contribuye en gran medida a mejorar la calidad de vida y a prevenir muchas de las enfermedades que pueden convertirse en mortales a largo plazo.

Deja un comentario