Trucos para mantener las várices a raya

VáricesLas várices son dilataciones venosas que se desarrollan debido a la dificultad del flujo sanguíneo para retornar al corazón. De ahí, el aspecto inflamado y la coloración azulada o morada que caracterizan a este problema, cada vez más común en las personas mayores de 40 años. Sus causas son diversas: gran parte de las personas que padecen várices tienen una predisposición genética o padecen trastornos hormonales que afectan el retorno venoso. Sin embargo, también existen distintos factores de riesgo que aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad.

La buena noticia es que, aunque la aparición de las várices no puede evitarse, si se controlan los factores de riesgo que estimulan este problema al menos se puede retardar su aparición. Te desvelamos algunos trucos que pueden ayudarte a mantener las várices a raya.

3 formas de prevenir la aparición de las várices

1. Evita las prendas demasiado ceñidas. Uno de los peores enemigos de las várices son las prendas demasiado ajustadas. Esto se debe a que cuando usas ropa muy ceñida, la circulación sanguínea se obstruye y a la sangre le resulta más difícil retornar al corazón. Un efecto que se agudiza aún más cuando la ropa presiona demasiado la cintura, la ingle y las piernas. Así que si quieres prevenir la aparición temprana de las várices será mejor que comiences a usar ropa más holgada.

2. No uses zapatos de tacón con tanta frecuencia. Muchas mujeres desconocen que usar zapatos de tacones aumenta el riesgo de desarrollar várices a largo plazo. Los expertos explican que esto se debe a la posición del pie, que ejerce una presión añadida en el proceso circulatorio y termina por afectar el retorno venoso. Como resultado, comienzan a aparecer las várices con el paso del tiempo. Por tanto, si quieres evitar este problema deberás comenzar a usar menos zapatos de tacones y en caso de hacerlo, asegúrate que no excedan los 4 centímetros de altura.

3. Muévete con regularidad. ¿Sabías que mantenerse en la misma posición durante mucho tiempo incrementa la tensión muscular y los problemas circulatorios? Así lo han demostrado numerosos estudios, en los que también se ha hallado que llevar una vida demasiado sedentaria también aumenta el riesgo de aparición de las várices. Afortunadamente, para mantener este problema a raya solo necesitas moverte con frecuencia, ya sea haciendo ejercicios de estiramiento en tu puesto de trabajo, dando pequeñas caminatas o practicando ejercicio físico con regularidad.

 

Imagen del artículo

Trucos para mantener las várices a raya