Usar el móvil de noche aumenta el riesgo de insomnio

insomnioEl teléfono móvil se ha convertido en una parte indispensable de nuestra vida cotidiana que nos facilita muchas de nuestras tareas. Sin embargo, usarlo excesivamente, sobre todo a altas horas de la noche puede provocar diferentes problemas para la salud. De hecho, se ha descubierto que la luz de estos teléfonos puede afectar no solo nuestra visión sino también la calidad de nuestro sueño.

Usar demasiado el móvil en la noche nos impide conciliar el sueño

¿Sabías que cuando estás a punto de irte a la cama y revisas por última vez las redes sociales tardas más en conciliar el sueño? De hecho, un estudio publicado en la revista JAMA, que incluyó otras 20 investigaciones donde se analizaron a casi 125.000 personas, desveló que el uso del móvil antes de ir a la cama también afecta la calidad del sueño, reduce las horas de sueño efectivo y aumenta la sensación de somnolencia y cansancio al día siguiente.

Expertos de la Escuela de Medicina de Harvard explican que esto se debe a que la luz que emiten la mayoría de los dispositivos electrónicos inhibe la producción de melatonina, una hormona que regula el ciclo sueño-vigilia y que nos ayuda a dormir. En práctica, la luz que emiten los móviles, tablets y ordenadores inciden directamente sobre las “células ganglionares”, las cuales se encargan de detectar la luz del día y la oscuridad de la noche, y cuando notan que la luz ha desaparecido estimulan la producción de melatonina indicándonos que ha llegado la hora de dormir.

Obviamente, si las células ganglionares están expuestas continuamente a la luz, ya sea una luz natural o artificial como la que emiten los teléfonos móviles, dejan de estimular la producción de melanina, lo cual nos impide conciliar el sueño y, a largo plazo, puede provocarnos insomnio crónico.

Aunque vale aclarar que el uso del móvil no afecta a todos por igual ya que hay personas que pueden conciliar el sueño rápidamente incluso si usan los dispositivos electrónicos antes de ir a la cama. Sin embargo, hay quienes son más susceptibles a los cambios de luminosidad y les cuesta más dormirse después de revisar el móvil.

Imagen del artículo

Usar el móvil de noche aumenta el riesgo de insomnio
  Consejos, Estudios