Tratamiento de la litiasis biliar

Tratamiento de la litiasis biliarEl tratamiento de la litiasis biliar depende, en esencia, del grado de desarrollo del cálculo biliar, de la severidad de la enfermedad y del estado de salud general del paciente. En este sentido, los especialistas normalmente tienden a recomendar el tratamiento menos agresivo para cada paciente (y siempre toman en cuenta la evolución del cálculo y el nivel de compromiso del organismo).

Así, en los casos de litiasis biliar asintomática las sugerencias médicas se orientan a la modificación de las conductas higiénicas y de alimentación. No obstante, en las personas que padecen de un cólico biliar el tratamiento tiene un carácter urgente y se dirige al empleo de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y espasmolíticos.

Por otra parte, los especialistas refieren que en las personas que hayan padecido cólicos biliares reiterados en poco tiempo debería considerarse la intervención quirúrgica con la intención de extirpar de una vez y por todas los cálculos. Aunque también pueden emplearse otras vías de solución como el empleo de ácidos biliares o la litotricia con ondas ultrasónicas de choque que constituyen otras alternativas terapéuticas para lograr disolver los cálculos.

Sin embargo, en los casos de colecistitis aguda, una vez superada la infección inicial, el procedimiento terapéutico más efectivo consiste en la extirpación de la vesícula. Aunque se recomienda que durante la aplicación de la intervención quirúrgica debe prestarse especial atención a los resultados de la misma y a la evolución del paciente para evitar posibles complicaciones futuras.

No obstante, los especialistas consideran que la prevención de la litiasis constituye su principal tratamiento. Para lograrlo recomiendan evitar la vida sedentaria así como la obesidad y la ingestión de comidas grasas. También recomiendan reducir la ingesta de carnes, huevos, quesos fuertes, azúcares, chocolates y bebidas alcohólicas. A la misma vez, se debe aumentar la ingestión de frutas y verduras, de aceites vegetales, cereales y ensaladas crudas.

  Consejos, Enfermedades, Medicina