Los beneficios de la sauna

Los beneficios de la saunaLas saunas son, en esencia, unas habitaciones de madera que poseen en su interior una estufa alimentada generalmente con electricidad que se usan para calentar piedras sumergidas en agua (cuya función es generar un intenso calor y vapor). Así, desde que la persona entra en la sauna, su cuerpo comienza a experimentar una serie de reacciones primeramente sobre la piel y luego en los diversos órganos internos.

Entre los beneficios de la sauna se encuentra la eliminación en profundidad de las toxinas y las impurezas de la piel mediante el proceso natural de transpiración por los poros. Además, la elevada temperatura y grado de humedad a la que se somete el cuerpo estimulan el riego sanguíneo y la regeneración de las células por lo que, en muchas ocasiones, ayuda a aliviar los síntomas de enfermedades cutáneas y respiratorias.

Por otra parte, la concentración de calor resulta provechosa para el sistema cardiovascular pues al adaptarse a la vasodilatación, el bombeo de la sangre se realiza más fuerte y en consecuencia se potencia la circulación. También el aumento de la temperatura influye directamente en las terminaciones nerviosas propiciando una ralentización de los impulsos nerviosos cerebrales a la vez que se experimenta una profunda sensación de relajación que ayuda a combatir el estrés.

Según los especialistas, la sauna también mejora la respuesta de sudor del organismo ya que este se ve obligado a “entrenar” las glándulas sudoríparas para mantener la temperatura corporal adecuada. Se conoce además que disfrutar de la sauna alivia el dolor ya que se combina el calor corporal, las emisiones de endorfinas, el aumento de la circulación y el calentamiento de las articulaciones rígidas.

En muchos casos resulta beneficioso además para ayudar a conciliar el sueño pues al estar el cuerpo relajado y eliminarse todas las molestias, el organismo se encuentra mucho más tranquilo cuando llega la noche. Y, según algunos estudios, muy al contrario de lo que se pensaba años atrás, la sauna actúa de manera positiva también sobre el sistema respiratorio mejorando el funcionamiento de los bronquios y los pulmones.

  Consejos