Té verde: 5 razones para beber una taza diaria

  Consejos, Estudios

te verdeEl té verde es la bebida más saludable del planeta. Y no se trata de una exageración ya que esta bebida está cargada de antioxidantes y nutrientes que tienen efectos muy beneficiosos para nuestro cuerpo. De hecho, el té verde nos ayuda a perder grasa, disminuye el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer y mejora las funciones cognitivas.

1. Potencia las funciones cognitivas. El té verde no solo nos permite mantenernos despiertos y concentrados sino que también influye en la inteligencia. Su ingrediente activo, la teína, es mucho más que un estimulante ya que también puede activar las neuronas y aumentar la concentración de neurotransmisores como la dopamina y la norepinefrina. Este compuesto no solo mejora nuestro estado de ánimo sino que nos permite responder más rápido ante los estímulos y potencia la memoria. Sin embargo, al contrario de la cafeína, la teína no nos vuelve irritables sino que genera un estado de relajación.

2. Incrementa la quema de grasa. Si te fijas con atención en los ingredientes de cualquier producto para eliminar la grasa notarás que el té verde es una constante. Esta bebida nos ayuda a quemar la grasa aumentando la tasa metabólica. De hecho, un estudio realizado en personas sanas desveló que el té verde incrementa el gasto de energía en un 4% y potencia la oxidación de grasas en un 17%.

3. Reduce el riesgo de padecer varios tipos de cáncer. El cáncer está causado por un crecimiento incontrolado de las células y es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Se conoce que el estrés oxidativo contribuye al desarrollo del cáncer y que los antioxidantes pueden tener un efecto protector. En este sentido, el té verde es una de las mayores fuentes de antioxidantes que tenemos a nuestro alcance. A lo largo de los años diferentes investigaciones han demostrado que es eficaz para prevenir el cáncer de mama, el de próspata y el colorrectal.

4. Protege el cerebro de las enfermedades neurodegenerativas. El té verde puede mejorar la función cerebral a corto plazo pero también ejerce una función protectora a lo largo del tiempo. Por ejemplo, el Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común e implica la muerte de las neuronas que producen la dopamina en el cerebro. Sin embargo, diversos estudios han hallado que los compuestos de catequina que se encuentran en el té verde tienen un efecto protector sobre las neuronas ayudando a prevenir esta y otras enfermedades, como el Alzheimer.

5. Reduce el riesgo de infección. Las catequinas del té verde también tienen efectos biológicos. Algunos estudios han descubierto que son capaces de matar a las bacterias e inhibir la multiplicación de los virus como el de la gripe. Por tanto, una taza de té al día reduce el riesgo de contraer infecciones. También se ha apreciado que es útil para matar las bacterias que forman la placa dental y que dan lugar a las caries.

Deja un comentario