¿Qué dice la saliva sobre tu salud?

  Consejos, Enfermedades, Medicina

SalivaLa saliva, ese líquido viscoso que siempre tenemos en la boca, es una parte fundamental de nuestra digestión y salud bucal: participa en el proceso de digestión de los alimentos, facilita la deglución, protege los dientes de las caries y previene las infecciones dentales. Además, se conoce que la saliva contiene alrededor de 70 tipos diferentes de bacterias y es uno de los analgésicos naturales más potentes que tenemos en nuestro organismo. Sin embargo, lo que muchos no conocen es que la saliva también es un fiel reflejo de nuestra salud ya que es uno de los indicadores de salud más fiables  de nuestro cuerpo.

3 señales de alerta que te envía tu saliva

1. Indica que tienes reflujo gastroesofágico. Las alteraciones gastrointestinales también provocan cambios en tu saliva. De hecho, si percibes que tu saliva es más amarga o ácida de lo habitual, es probable que sea a causa del reflujo gastroesofágico. Esto ocurre debido a que los ácidos del estómago llegan hasta la garganta, se mezclan con la saliva y alteran su sabor. Eso explica por qué el reflujo o acidez también puede provocar mal aliento y en muchos casos aumentar la salivación.

2. Alerta sobre una infección bucal. Cuando tu saliva adquiere una coloración blanquecina y una consistencia más densa de lo habitual, es probable que se deba a una infección oral. Se conoce que algunos microorganismos como el hongo candida albicans pueden causar una infección en la boca, así como candidiasis, que suele ser bastante común en quienes padecen diabetes ya que el azúcar que se encuentra de forma natural en la saliva estimula el crecimiento de la levadura.

3. Señala tu nivel de estrés. Cuando estamos estresados, las glándulas salivales comienzan a segregar una enzima que se conoce como alfa-amilasa. Este es un indicador que los médicos pueden utilizar para medir por ejemplo, la cantidad de estrés que una madre puede transmitirle a su bebé o el nivel de estrés que tenemos cuando estamos enfermos. Además, si la saliva de una persona contiene niveles muy bajos de cortisol en la mañana y estos aumentan a lo largo del día, esto denota una elevada sensibilidad ante el estrés.

Deja un comentario