Prevención de las úlceras por presión y su tratamiento

Prevención de las úlceras por presión y su tratamientoMuchas de las personas que tienen la movilidad seriamente comprometida desarrollan úlceras por presión. De hecho, esta problemática es una más contra las cuales debe luchar el cuidador. En muchas ocasiones cuando aparece la mancha rojiza en la piel ya el proceso es inevitable por lo cual lo mejor es prevenir.

Medidas de prevención de las úlceras por presión:

– Cambiar a la persona de posición más o menos cada dos horas.

– Cuidar que la persona coma adecuadamente, sobre todo alimentos nutritivos.

– Mantener una adecuada higiene de la piel; intentando sobre todo conservarla lubricada pero seca. Con este propósito existen cremas con ácidos grasos hiperoxigenados que hidratan y a la misma vez contrarrestas los problemas relacionados con el riesgo sanguíneo en las zonas de más peligro.

– Optar por los dispositivos anticompresión como los colchones “antiescaras” ya que estos pueden disminuir en la mitad el riesgo de desarrollar una de estas úlceras.

– Utilizar almohadones entre las rodillas y los tobillos de forma que los huesos no se toquen entre sí.

-Prestar particular atención al momento en que se cambian las sábanas para no provocar fricciones fuertes.

Cuando las úlceras por fricción ya se han formado es importante estar atentos a los cambios en cuanto al número, el tamaño y la apariencia de las mismas ya que si la úlcera demora en cicatrizar se puede correr el riesgo de infección.

Usualmente se indican antibióticos tópicos y sustancias antisépticas; si bien no son todos los especialistas quienes coinciden en este tratamiento. Algunos optan por el uso de la sulfadiazina de plata y el suero fisiológico. En ciertos casos se recomienda eliminar el tejido necrótico ya que así se facilita la cicatrización e incluso en ocasiones es necesario realizarlo quirúrgicamente. También se recomienda el uso de apósitos como los de hidrocoloide o poliuretano ya que facilitan la cicatrización favoreciendo la inmigración de las células epiteliales.

  Consejos, Enfermedades, Medicina