Nuevo método para predecir un aborto espontáneo

Nuevo método para predecir un aborto espontáneoSegún las estadísticas, cerca del 20% de las embarazadas tiene un aborto espontáneo durante las primeras 20 semanas de gestación, de manera que una de cada cinco mujeres corre el riesgo de perder a su bebé. En la mayoría de los casos el aborto suele ser inesperado por lo que es prácticamente imposible prevenirlo y resulta aun más difícil impedirlo.

Entre las principales causas del aborto espontáneo se encuentran: las anomalías cromosómicas en el feto, los problemas hormonales o autoinmunes que puede presentar la madre u otros problemas en el útero o el cuello uterino.

Por lo general la mayoría de las mujeres es capaz de identificar los signos que indican que están teniendo un aborto, pues entre sus síntomas más comunes se encuentran: el manchado y sangrado vaginal, así como calambres y dolores abdominales que avizoran la idea de que algo no anda bien con el feto. Tomando estos síntomas como punto de partida, investigadores del Reino Unido han presentado un novedoso sistema para detectar la posible existencia de un aborto en la mujer.

En el estudio realizado por estos investigadores se analizaron a 102 embarazadas durante un periodo de 6 y 10 semanas de gestación. Estas mujeres habían manifestado sangrado vaginal y se les había diagnosticado amenaza de aborto espontáneo. Así, las féminas fueron evaluadas durante cinco semanas teniendo en cuenta la presencia de sangrado y dolor vaginal. Además, se le realizaron ecografías y se determinaron los niveles de progesterona y de la hormona gonadotropina coriónica (HCG) para poder aislar los factores que incidían en la viabilidad de la gestación.

Como principales resultados los especialistas detectaron que, si combinaban la información sobre la cantidad de sangre perdida y los niveles de HCG, podían determinar de manera eficaz si la gestación tenía probabilidades de continuar o no.

De esta forma, los investigadores lograron predecir de manera precisa la viabilidad del embarazo en el 94% de los procesos llegados a término y el nivel de acierto fue del 77% en los casos de los embarazos que se interrumpieron. Así, estos especialistas proponen un nuevo sistema sustentado en pruebas mucho menos invasivas que las tradicionales para comprobar la evolución del embarazo en la mujer.

  Consejos, Estudios, Medicina