No es imposible: postres sabrosos y con pocas calorías

Muchos piensan que estar a dieta significa que el postre es algo prohibido. Sin embargo esto es un grave error. Antes que seguir un régimen estricto, es importante saber que lo mejor es adoptar un estilo de vida saludable que nos permita comer de manera moderada pero sin privaciones, para poder hacer de las comidas un momento agradable y a la vez cuidar nuestra salud. Es por ello que el postre no debe ser excluido. Te aconsejamos algunas de las siguientes opciones.

Yogur descremado con frutas: hidratos de carbono, proteínas, calcio, vitaminas y un número insignificante de calorías convierten a este alimento en una excelente opción no sólo como colación sino también como postre. La cantidad de opciones para elegir es muy variada.

Gelatina dietética: si quieres un postre para comer sin límites esta es la mejor alternativa, pues la gelatina dietética cuenta con menos de 15 calorías por porción. Y si prefieres, puedes prepararla con trozos de fruta adentro o con leche descremada o yogur para una mejor consistencia. Por supuesto, estas opciones ya no permiten comer sin límites, pero aún así son muy poco calóricas.

Postres lácteos descremados: puedes preparar en casa los postres que compras en el supermercado con leche descremada para reducir el número de grasas y calorías.

Frutillas con crema dietética: prepara una crema batiendo claras de huevo y dándole sabor con edulcorante sin calorías. Ahora puedes comer un postre riquísimo y mucho menos engordante.

Ensalada de frutas: una fiesta de vitaminas y mezcla de sabores que aporta dulzura y frescura y que ayuda a mantener tu figura.

Imagen del artículo

No es imposible: postres sabrosos y con pocas calorías
  Consejos, Dietas, Perder peso, Peso ideal