Los síntomas de la acalasia y su tratamiento

Los síntomas de la acalasia y su tratamientoLa acalasia es un trastorno en el esófago que se caracteriza por disminuir la capacidad de éste órgano para transportar los alimentos desde la boca hasta el estómago. Su incidencia es bastante baja presentándose en un caso de cada 100.000 personas, fundamentalmente entre los 40 y los 60 años de edad y afectando por igual a ambos sexos.

A nivel fisiológico la presencia de este trastorno imposibilita la relajación del esfínter esofágico inferior como respuesta a la deglución de los alimentos, dificultando además las contracciones de onda de los músculos lisos que empujan el alimento a través del tracto digestivo hasta el estómago. Los especialistas consideran que este trastorno puede deberse a un daño en los nervios que van al esófago, a una infección parasitaria o a factores hereditarios.

Como puede presuponerse, entre los principales síntomas de la acalasia se encuentra la dificultad para deglutir los alimentos y su regurgitación. La pérdida de peso debido a la incapacidad de comer, la acidez, tos y dolor toráxico que puede expandirse al cuello, los brazos y la espalda sobre todo después de comer son problemáticas añadidas a los problemas en la digestión.

Para diagnosticar la acalasia generalmente basta con escuchar las quejas del paciente, aunque también se emplean algunas pruebas clínicas como la radiografía de tórax para demostrar la dilatación esofágica, la exploración con papilla de bario y la manometría esofágica.

En relación con el tratamiento de la acalasia, los especialistas recomiendan la cirugía para reducir la presión del esfínter esofágico inferior o la dilatación del esfínter inferior (también con el objetivo de disminuir la presión). Aunque también se emplean con idénticos propósitos los nitratos de acción prolongada o los bloqueadores de los calcios si bien los resultados son menos favorables.

Hasta el momento no se puede prevenir la enfermedad por lo que la principal recomendación es acudir inmediatamente al médico cuando se comiencen a experimentar los primeros síntomas del trastorno en aras de impedir su evolución.

  Consejos, Enfermedades, Medicamentos