Los helados: Detalles que deben conocerse antes de incluirlos en las dietas

heladoExisten varios tipos de helados, uno de los más comunes es el helado crema que posee un mínimo del 8% de materia grasa o el helado de leche que posee aproximadamente un 2.5% de materia grasa. El problema de estas grasas es que son mayoritariamente saturadas, las menos saludables. Precisamente, la textura del helado proviene en gran parte de la grasa animal (generalmente contenida en la leche) y por ende, si los consumimos en exceso son dañinos para la salud provocando el aumento del colesterol y el riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares. Así, debe conocerse que en los helados “normales” aproximadamente el 90% de la grasa que contienen es saturada.  

Además, la mayoría de los helados que consumimos normalmente contienen una gran cantidad de calorías que deben balancearse con la dieta cotidiana; generalmente entre 210 y 320 calorías cada 100 gramos (exceptuando los helados Light y los que no contienen azúcares).

Por otra parte, el contenido de azúcares de los helados varía entre el 15 y el 35% de la totalidad del producto pues al azúcar natural de las frutas o la leche suele añadírsele la glucosa, la dextrosa o la fructuosa. Esto sucede porque, debido a que el helado se consume extremadamente frío, es necesario añadirle un contenido extra de azúcar para poder percibir su sabor pues las bajas temperaturas entumecen nuestras papilas gustativas.

No obstante, debemos saber que los helados son un alimento nutritivo, delicioso y compatibles con una dieta siempre que no los consideremos como un aperitivo sino como un postre.

Los helados crema y de leche, si bien son los que poseen más colesterol, también son los más nutritivos ya que el contenido medio de proteínas entre el 3 y el 5%; sobresaliendo las vitaminas B2, B12, A y D y los minerales calcio y fósforo. Al contrario, los helados de fruta incluyen cantidades tan mínimas de la misma que apenas aportan nutrientes.

No obstante, en el mercado también existen helados adecuados para personas con diabetes o para aquellos que posean una dieta férrea. Es el caso de los helados que poseen edulcorantes artificiales que apenas aportan calorías.

  Consejos, Dietas, Perder peso, Salud y belleza