Los beneficios del kéfir para la salud

kefirCada vez más personas apuestan por el kéfir, una bebida fermentada que se asemeja mucho al yogurt. Se prepara a base de leche de vaca o de cabra, a la que se le añaden algunos “granos” kéfir. Al cabo de un día o un poco más, esos microorganismos fermentan el azúcar de la leche, se retiran y se obtiene una bebida muy nutritiva. De hecho, muchos especialistas consideran que resulta mucho más nutritiva y sana que el propio yogurt.

¿Por qué deberías incluir el kéfir en tu dieta?

1. Es un alimento muy nutritivo. Los especialistas aseguran que el kéfir es un alimento muy completo que contiene proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales. De hecho, se conoce que en 175 ml de kéfir hay 6 gramos de proteínas, entre 7 u 8 gramos de carbohidratos y de 3 a 6 gramos de grasas. Asimismo, se puede encontrar el 20% de fósforo, el 20% de calcio y el 5% de magnesio que debemos consumir a diario. También contiene vitamina B2, B12 y D.

2. Estimula los procesos digestivos. El kéfir contiene más de 30 tipos diferentes de bacterias y levaduras beneficiosas para el organismo como la Lactobacillus kefiri, que solo se puede encontrar en los “granos” de kéfir. Esto lo convierte en un potente probiótico, capaz de estimular el funcionamiento digestivo e intestinal. Asimismo, puede regenerar la flora intestinal y prevenir la inflamación crónica de los intestinos, el hígado, la vesícula y la vejiga.

3. Tiene propiedades antibióticas. Estudios realizados en la Université de Bordeaux y la Nanjing Medical University han demostrado que el kéfir tiene un efecto antibiótico capaz de inhibir el crecimiento y la reproducción de las bacterias perjudiciales para el organismo que son las responsables de múltiples enfermedades, como la Salmonella, la Helicobacter Pylori y la Escherichia Coli. De esta manera, el kéfir se convierte en una excelente opción para prevenir las infecciones y, en especial, las enfermedades renales.

4. Mejora la salud ósea. El kéfir es una gran fuente de calcio, un mineral importantísimo para la salud ósea que constituye casi el 45% de la composición de los huesos. También es rico en vitamina K2, un nutriente que estimula la metabolización del calcio. Por eso, el consumo frecuente de este alimento evita el deterioro de los huesos, minimizando el riesgo de sufrir osteoporosis y retrasando su progresión en las personas que ya padecen esta enfermedad. Asimismo, esta bebida es capaz de mejorar la densidad ósea, con lo que reduce en casi un 81% el riesgo de fracturas como consecuencia de la osteoporosis o por déficit de calcio.

5. Protege contra el cáncer. Los probióticos presentes en el kéfir no solo estimulan el sistema inmunológico, sino que también son capaces de inhibir el crecimiento tumoral porque reducen la formación de los componentes cancerígenos. De hecho, un estudio realizado en la McGill University descubrió que el kéfir tiene un efecto tumoricida más potente incluso que el del yogurt pues es capaz de reducir hasta un 56% las células tumorales en el cáncer de mama, mientras que el yogurt solo puede reducirlas en un 14%.

Imagen del artículo

Los beneficios del kéfir para la salud
  Consejos, Dietas