Consumir manzanilla: Un buen hábito para tu salud

manzanillaDesde hace milenios, la manzanilla se ha utilizado para tratar diversas afecciones como el asma, los problemas de la piel y los trastornos nerviosos. No obstante, hace tan solo algunas décadas que los científicos han confirmado que, en efecto, se trata de una planta con propiedades particularmente benéficas para nuestra salud.

Cinco beneficios de consumir manzanilla

1. Es un remedio para los problemas de la piel. Las propiedades antibacterianas, antialérgicas y antiinflamatorias de la manzanilla la convierten en un remedio particularmente eficaz para tratar eccemas, alergias e inflamaciones cutáneas, así como herpes, aftas y quemaduras. Aplicarla con regularidad, de forma tópica, también ayuda a regenerar el tejido cutáneo, otorgándole a la piel un aspecto más joven.

2. Ayuda a reducir la tensión y el estrés. La infusión o el té de manzanilla resulta muy útil para combatir el estrés y la tensión cotidiana, a la vez que ayuda a distender los músculos y eliminar la rigidez. Además, tiene un poderoso efecto sedante que es capaz de calmar la ansiedad y la irritabilidad y, con frecuencia, también ayuda a conciliar el sueño, haciendo que sea mucho más profundo y reparador.

3. Tiene una acción digestiva. Los efectos antibacterianos y antiinflamatorios de la manzanilla son ideales para tratar algunas afecciones digestivas como la gastritis y la úlcera. Asimismo, ayuda a eliminar los gases intestinales y a aliviar las digestiones pesadas. La manzanilla también ayuda a combatir los cólicos, tiene efectos laxantes y alivia las molestias que provocan las hemorroides.

4. Previene las enfermedades respiratorias. Una infusión o un té de manzanilla puede ser el remedio natural perfecto para curar los síntomas del resfriado y combatir el asma y la bronquitis. El secreto radica en las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de esta planta, que ayudan a reducir la infección y la inflamación en los bronquios.

5. Alivia los problemas de la vista. La manzanilla siempre se ha utilizado para aliviar los problemas de la vista, aunque no sabíamos por qué. Hace poco se ha descubierto que la clave radica en su acción antiinflamatoria, antialérgica y antibacteriana, que son capaces de reducir las infecciones oculares y aliviar los síntomas más molestos de algunas enfermedades de la vista.

Imagen del artículo

Consumir manzanilla: Un buen hábito para tu salud
  Consejos