Las calorías líquidas: Un enemigo a tener bajo control

Calorias liquidasCuando iniciamos una dieta normalmente ponemos gran énfasis en moderar los alimentos sólidos; solemos controlar las etiquetas en la búsqueda de su aporte calórico pero usualmente dejamos de la mano los líquidos. Quizás pensamos que como los ingerimos con tanta facilidad y su valor nutritivo es tan bajo, también las calorías que aportan son muy escasas. Pero… no siempre es así.

Al comenzar una dieta también debemos controlar la cantidad de líquido que bebemos porque estos pueden camuflar una cantidad inimaginable de calorías. De hecho, científicos del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health afirman que las personas ingieren una media de 356 calorías diarias a través de las bebidas, lo cual sería aproximadamente el 19% del total de las calorías que se consumen cotidianamente.

Por ejemplo, una lata de refresco con gas muchas veces sobrepasa las 100 calorías. Así, los dietistas afirman que una buena parte de las personas que consumen refrescos diariamente podrían perder peso solamente eliminando los mismos de su dieta cotidiana. Si a esto le sumamos un trago de alguna bebida alcohólica como el Whisky o el Aguardiente, entonces estaríamos consumiendo más de 200 calorías. Si bien debe puntualizarse que existen algunas bebidas alcohólicas que reportan menos calorías (unas 50) como es el caso de la Sidra o el Vermut seco.  

Así, podemos apreciar que las calorías líquidas se convierten en un verdadero problema para seguir una dieta si no ejercemos un control férreo sobre ellas. Por supuesto, debemos ser flexibles, no es lo mismo beber una lata de refresco con gas que un vaso de zumo de naranja natural, que además de reportarnos muchas menos calorías (aproximadamente 36) nos brinda una serie de vitaminas que son imprescindibles para nuestro organismo.

En las dietas lo esencial es consumir aquellos alimentos que reporten una mayor cantidad de vitaminas y minerales, y optar por deshacernos de aquellos que solo aportan azúcares o calorías. Así, a partir de ahora, debemos controlar con mayor atención la cantidad de calorías que consumimos a través de los líquidos. Probablemente los resultados serán sorprendentes.

  Consejos, Dietas, Perder peso