Hábitos saludables que estimulan la mente

Hábitos saludablesA medida que nuestro cuerpo envejece nuestras funciones cognitivas también declinan. Un estudio realizado en la University College de Londres asegura que a partir de los 45 años nuestra memoria, así como la capacidad comprensiva y racional y la fluidez fonológica y semántica comienzan a disminuir. Afortunadamente, mantener un estilo de vida saludable no solo favorece nuestra salud física sino también puede ayudar a enlentecer los cambios que se producen en nuestros procesos cognitivos. Así lo han demostrado los científicos quienes aseguran que mantener hábitos de vida sanos puede ser la clave para prevenir el deterioro cognitivo propio del envejecimiento.

Tres hábitos saludables para estimular los procesos mentales

1. Practica deporte con regularidad. Los estudios han demostrado que el ejercicio físico aeróbico mejora las capacidades cognitivas. De hecho, las personas que mantienen una actividad física intensa suelen tener una memoria más activa y una mayor flexibilidad y velocidad de procesamiento mental. Incluso, los expertos señalan que 30 minutos diarios de actividad moderada pueden mejorar el tiempo de reacción cognitiva y la velocidad de procesamiento mental. Esto se debe a que la actividad física estimula la producción de BDNF, una proteína del cerebro implicada en la plasticidad neural y la vascularización cerebral.

2. Evita el exceso de grasas. Se ha demostrado que una dieta rica en grasas trans puede reducir la sensibilidad de los receptores NMDA, unas moléculas del cerebro que intervienen en los procesos de neuroplasticidad, en el mecanismo de fijación de la memoria y en otros procesos cognitivos. En cambio, una dieta hipocalórica y baja en grasas trans puede estimular la producción de estas moléculas y mejorar el funcionamiento de las áreas del hipocampo y la corteza cerebral, zonas involucradas en la ejecución de diversos procesos cognitivos.

3. Duerme lo suficiente. ¿Sabías que una noche sin dormir puede reducir tu capacidad para asimilar conocimientos  en un 40%? Un estudio realizado en la Universidad de California en Berkeley ha encontrado que una de las funciones del sueño es la de enviar los recuerdos de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, dejando sitio libre para más información. Según afirman los investigadores, los recuerdos diarios que se almacenen de forma temporal en el hipocampo se desvían durante el sueño a la corteza prefrontal permitiendo que al despertar se pueda almacenar nueva información.

 

Imagen del artículo

Hábitos saludables que estimulan la mente
  Consejos, Estudios, Medicina