El síndrome de Sheehan

El síndrome de SheehanEl síndrome de Sheehan es un trastorno que se presenta durante el parto en las mujeres y que produce un infarto de la glándula hipofisaria. Resulta un trastorno muy poco común debido esencialmente a la mejoría que ha experimentado la atención médica actual, aunque todavía se conoce la existencia de algunos casos, sobre todo en los que no ha existido un seguimiento médico frecuente durante el embarazo.

El síndrome de Sheehan suele presentarse debido a un sangrado excesivo durante el parto, o incluso durante el tercer trimestre, lo que provoca que la glándula hipofisiaria deje de recibir la sangre que necesita, produciéndose una insuficiencia en la producción de las hormonas estimulantes del tiroides, de las hormonas adrenocorticotrópica y las hormonas sexuales.

Este riesgo tiende a aumentar en los casos de embarazos múltiples o por anomalías de la placenta, situaciones que conllevan a una mayor vascularización de la pituitaria durante el parto.

El síndrome de Sheehan suele manifestarse en la incapacidad de la madre para amamantar, en la pérdida del vello púbico y axilar, en la frecuente aparición de fatiga, baja presión arterial y en la falta de sangrado menstrual. De esta forma, el médico deberá orientar la aplicación de exámenes de sangre para medir los niveles de hormonas, así como una resonancia magnética con el propósito de descartar otros problemas en la hipófisis, como podría ser la presencia de un tumor.

Una vez diagnosticado el síndrome de Sheehan, el tratamiento se orientará a una terapia de reemplazo hormonal con estrógenos y progesterona que deberá consumirse de por vida, al igual que las hormonas suprarrenales y de las tiroides.

En relación al pronóstico, este generalmente tiende a ser favorable, siempre y cuando el diagnóstico y el tratamiento se apliquen de manera efectiva y rápida. Cuando el tratamiento y el diagnóstico no se realizan a tiempo, esta afectación puede convertirse en un peligro potencialmente mortal para la madre.

  Consejos, Enfermedades, Medicina