El síndrome de la silla turca vacía

El síndrome de la silla turca vacíaEl síndrome de la silla turca vacía es un trastorno ocasionado por el encogimiento de la hipófisis o su conversión aplanada. Su presentación primaria ocurre cuando se abre un agujero en la membrana que cubre la hipófisis y entra líquido a esta región, el cual ejerce una fuerte presión sobre esta glándula y provoca una alteración de su funcionamiento normal.

En la presentación secundaria del síndrome de la silla turca vacía, la hipófisis ha sido dañada con anterioridad, ya sea por un tumor, por una cirugía o por un proceso de radioterapia.

A menudo las personas que padecen de este trastorno no presentan síntomas asociados a la pérdida funcional de la hipófisis, aunque en algunos casos pueden manifestarse alteraciones relacionadas con la pérdida parcial o completa de las funciones de ésta glándula. De esta manera, podrán manifestarse dolores de cabeza, una disfunción eréctil en los hombres y una menstruación ausente o irregular en las mujeres, así como un bajo deseo sexual y una escasa secreción de los pezones.

En relación al tratamiento del síndrome de la silla turca vacía, los especialistas recomiendan prescribir algunos medicamentos como la bromocriptina para disminuir los niveles de prolactina en el organismo relacionados con la función de los ovarios y los testículos. En los casos del síndrome secundario de la silla turca vacía se recomienda realizar un tratamiento de reemplazo de las hormonas que fallan. No obstante, cuando la función de la hipófisis es normal, no se orienta ningún tratamiento.

Generalmente este síndrome no afecta el estado de salud general de la persona, ni su expectativa de vida por lo que suele poseer un pronóstico favorable.

A pesar de ello, es posible que se presenten complicaciones secundarias al trastorno tales como la hiperprolactinemia leve u otros efectos relacionados con la deficiencia de la hormona hipofisaria. Deberá consultar al médico si comienza a padecer de disfunción eréctil o si su ciclo menstrual se interrumpe.

  Consejos, Enfermedades, Medicina