El miedo a la oscuridad: Una nueva terapia

El miedo a la oscuridad: Una nueva terapiaEl miedo a la oscuridad está considerado como uno de los temores que se desarrollan en los niños casi de forma natural. Generalmente comienza a aparecer a partir de los 18 meses de edad y es habitual que todavía a los seis años se mantenga esta fobia. En la mayoría de los casos suele manifestarse a través de berrinches o estados de ansiedad a la hora de irse a la cama, aunque en casos más específicos se presenta como un comportamiento desadaptativo que le impide al niño realizar sus rutinas de sueño normal.

En este sentido, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Murcia sugiere emplear el juego como una herramienta para el tratamiento del miedo a la oscuridad en los niños. Al respecto, consideran que el tratamiento debe realizarse en la casa con la participación activa de los padres de manera que el niño enfrente sus temores como si fuera un simple juego.

Para arribar a esta conclusión, los investigadores realizaron un estudio con 32 niños entre cinco y ocho años de edad que aseguraban sentir mucho miedo a la oscuridad, a la vez que descartaban la posible presencia de otros trastornos psicológicos asociados.

De esta manera, los investigadores instruyeron a los padres de estos niños para que mediante el juego pudieran enseñarles a los pequeños cómo actuar ante el miedo a la oscuridad. Así, los padres debían mantenerse como modelo de valentía para que los niños se enfrentaran a la oscuridad. A la vez, les proponían juegos estimulantes y de manera gradual para adentrarse en la oscuridad de la casa.

Como resultado, los investigadores lograron que una vez finalizado el tratamiento el 95% de los niños superasen su miedo a la oscuridad y lograran dormir a solas sin la compañía de sus padres. En este sentido, refieren además que ésta técnica de juego pudiera ser útil también en el tratamiento de otras fobias infantiles.

  Consejos, Estudios, Medicina, Pediatría