Ataque cardiaco como consecuencia del duelo

Ataque cardiaco como consecuencia del dueloEn muchas ocasiones durante la primera etapa del período de duelo la persona experimenta dolores en el pecho u abdominales, mareos o vértigos que por lo general se asocian al estrés y el daño emocional que ha sufrido. Sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista Circulation asevera que posiblemente esos cambios puedan deberse a un ataque cardiaco.

Para arribar a estas conclusiones el equipo de investigadores analizó los datos de supervivientes de ataques cardiacos, a los que cuestionaron sobre las circunstancias del mismo y si habían perdido a un ser querido en el último año anterior al ataque.

Según las respuestas de los pacientes, los especialistas evidenciaron que el riesgo de padecer un ataque cardiaco aumentaba 21 veces respecto a lo normal hasta el otro día luego de la muerte del ser querido. De manera similar, el riesgo se mantenía en seis veces más elevado de lo normal en la primera semana luego de la muerte y así en descenso hasta el primer mes. De esta forma, se evidenció que las personas viudas que atravesaban la fase del luto poseían además un riesgo mayor de morir por enfermedad cardiaca o cerebrovascular en los meses posteriores a la muerte del cónyuge.

Al respecto, los especialistas explican que aunque los mecanismos que subyacen a este aumento del riesgo cardiovascular no se conocen claramente, es muy probable que tengan un carácter multifactorial. De esta forma, consideran que las bases de estos cambios fisiológicos pueden radicar en el aumento de la tasa cardiaca y la presión arterial, así como en los cambios de densidad de la sangre, lo que aumentaría el riesgo de padecer un ataque cardiaco.

Por ello, recomiendan a los familiares de la persona en duelo que mantengan una constante vigilia de los signos y necesidades de esta persona, evitando confundirlos con los síntomas cotidianos del estrés y la ansiedad.

  Consejos, Enfermedades, Estudios