VIH y enfermedad cardiaca en niños

VIH y enfermedad cardiaca en niñosEn la actualidad existen millones de personas a lo largo y ancho de todo el mundo que padecen VIH, el virus que ocasiona el SIDA y que tantas complicaciones médicas desencadena en los pacientes. Se conoce que esta enfermedad no tiene fronteras, ataca a todas las edades, razas y grupos sociales. No obstante, uno de los colectivos más afectados por sus secuelas son los niños.

Como los niños no tienen un sistema inmunológico bien desarrollado, el virus suele causar mayores complicaciones, independientemente de que se haya utilizado un tratamiento antirretroviral temprano. Al respecto, un reciente estudio rectorado por la European Society of Cardiology ha encontrado un nuevo problema de salud asociado al VIH: estos niños tienen un riesgo mucho más elevado que el resto de los pequeños de padecer una enfermedad cardiaca.

Para arribar a estos resultados los investigadores estudiaron a 150 niños y adolescentes con VIH positivo y a 150 niños sanos. De esta manera encontraron que los niños con VIH tenían dos veces y media más probabilidades de padecer de endurecimiento y engrosamiento de las arterias, conocido también como ateroesclerosis.

Se evidenció además que estos niños tenían mayor rigidez en las arterias, lo cual agravaba el cuadro vascular de los pequeños, elevando notablemente su riesgo a padecer un futuro ataque cardiaco.

Al respecto, los investigadores refieren que a pesar que los antirretrovirales empleados en el tratamiento al VIH suelen proteger los órganos y las defensas del organismo, parece que no actúan sobre el sistema vascular de los niños. También se conoce que muchos de estos antirretrovirales suelen aumentar los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y reducir los índices de colesterol HDL (colesterol bueno), lo cual actúa sobre la salud vascular del cuerpo incidiendo en las afectaciones de las arterias que padecen.

Por esta razón, los investigadores exhortan a los médicos a que implementen desde edades tempranas tratamientos para reducir los niveles de colesterol en sangre y que instauren hábitos de vida saludables para prevenir la muerte prematura por enfermedad cardiovascular en los pequeños con VIH.

  Consejos, Estudios, Pediatría