Usar el transporte público beneficia tu salud

Autobus¿Sabías que alrededor del 23% de los españoles usa a diario un medio de transporte público? Así lo confirman los datos de un eurobarómetro publicados por la Comisión Europea en el que se encontró que los españoles son unos de los europeos que más utilizan el transporte público. Sin embargo, la mayoría de las personas que apuesta por el transporte público desconoce que esta decisión no solo es ventajosa para el medioambiente y para su economía sino que también les reporta numerosos beneficios para su salud.

Tres formas en que el transporte público mejora tu salud

1. Previene la hipertensión arterial. Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ciencias Clínicas de Ontario, en Canadá, desveló que las personas que apuestan a diario por el transporte público tienen más controlada su tensión arterial. Para arribar a esta conclusión los investigadores evaluaron a 1.000 personas durante un período de 10 años y evidenciaron que las personas que apostaban por andar hasta la parada del transporte público mostraban un 54% menos de riesgo de padecer hipertensión arterial que quienes apostaban por el transporte privado. Los expertos explican que esto se debe a que las personas que apuestan por el transporte público realizan más actividad física, lo cual es un ejercicio excelente para prevenir la hipertensión y las enfermedades vasculares.

2. Disminuye el índice de masa corporal. Un estudio realizado en la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, en colaboración con la University College London ha demostrado que usar el transporte público puede reducir el índice de masa corporal. Los investigadores encontraron que los hombres que viajaban a diario en el transporte público tenían un índice de masa corporal  menor que quienes utilizaban el transporte privado, lo cual equivale a unos 3 kilos menos. En el caso de las mujeres se evidenció una diferencia de 0,7 puntos, es decir, una diferencia de unos 2,5 kilos menos. Todo apunta a que se trata de un beneficio más notable incluso que el que se logra en la mayoría de las dietas y guías de entrenamiento físico.

3. Reduce el riesgo de diabetes. Un estudio realizado en el Centro Moriguchi de Salud de Osaka, en Japón, demostró que las personas que utilizan a diario el transporte público tienen un riesgo menor de padecer diabetes en comparación con quienes viajan en el transporte privado. Los investigadores evaluaron los hábitos de transportación de 6.000 japoneses y encontraron que quienes utilizaban el transporte público tenían un 34% de riesgo más bajo de padecer diabetes. Los especialistas explicaron que el hecho de caminar a diario hasta la parada más cercana y dentro del autobús o el metro es un ejercicio excelente para mantener activo al metabolismo, regular los niveles de glucosa y estimular la producción de insulina.

Deja un comentario