Trucos para lograr platos más dietéticos

Hacer dieta no tiene que ser solamente comer ensalada de hojas verdes. Si bien es ciero que algunos alimentos que te gustaría comer debes evitarlos, puedes encontrar sustitutos o condimentarlos de modo tal que la diferencia no sea muy grande, y a la vez consumas varias calorías menos.
En primer lugar, puedes cambiar tus aderezos por otros con menos grasa. Uno de los más calóricos es la mayonesa. Afortunadamente, hoy en día existen varias marcas de mayonesa Light que puedes usar en este caso. O incluso, puedes poner en la procesadora una cucharada de aceite, zanahoria, papa, una pequeña cucharada de zumo de limón y sal, pimienta o ajo a gusto, y tendrás un riquísimo aderezo bajo en calorías.
A la hora de preparar salsas, aprovecha los condimentos poco calóricos y evita cocinarlas con aceite. Y en el caso de las salsas blancas puedes reducir parte de la crema de leche por queso crema bajas calorías y la cantidad de grasas de plato se reducirán notablemente.
Si vas a cocinar carne, asegúrate de cortar la grasa visible antes de la cocción. Durante la misma, la grasa se mezcla en las partes magras de la carne, por lo que no puedes retirarla por completo una vez que la tienes en tu plato cocinada.
A la hora de las preparaciones saladas o dulces que lleven varios huevos, puedes optar por usar sólo claras de huevo (o al menos descartar algunas yemas). Estarás evitando grasas pero manteniendo las proteínas de alto valor biológico presentes en el huevo.
Por último, acostúmbrate a reemplazar el azúcar por edulcorantes sin calorías. Quizás al principio te resulte difícil, pero es cuestión de hacerte el hábito. Son numerosas las calorías que puedes ahorrarte usando edulcorantes en tus preparaciones dulces e infusiones.

Imagen del artículo

Trucos para lograr platos más dietéticos
  Consejos, Dietas, Perder peso