Tres razones por las cuales el aceite de coco ayuda a perder peso

aceite de cocoLos trucos para perder peso son muchos, de la misma forma, los alimentos que ayudan a perder libras también son muy variados. No obstante, en muchas ocasiones la efectividad de estos trucos es muy escasa, por no decir nula. Uno de los alimentos más popularizados para perder peso es el aceite de coco, pero… ¿ayuda realmente el aceite de coco a perder esos kilos de más?

Los especialistas en nutrición afirman que el aceite de coco no solo ayuda a perder peso sino que además es un alimento saludable. ¿Por qué?

1. El aceite de coco potencia el metabolismo. El aceite de coco es una de las fuentes más abundantes de ácidos grasos de cadena media, y estos triglicéridos pueden hacer maravillas en las personas que poseen un metabolismo lento. En un estudio que examinó el efecto de los ácidos grasos de cadena media sobre el metabolismo, se halló que estas grasas podían aumentar la tasa metabólica hasta en un 48% y por un periodo máximo de 24 horas.

Así, si nuestro metabolismo se ha visto afectado por la dieta o el estrés, una dosis diaria de aceite de coco puede actuar como un energetizante y equilibrador.

2. El aceite de coco equilibra los niveles de azúcar en sangre. El aceite de coco se presenta como un regulador de los niveles de insulina. Esto puede deberse al hecho de que este aceite suministra una energía similar a la de la glucosa, pero sin potenciar un impacto negativo sobre los niveles de azúcar en la sangre. Por ejemplo, ingerir aceite de coco antes o durante la comida reduce el impacto glucémico del alimento.

3. El aceite de coco combate la Candida. Una de las causas de la ganancia de peso es la Candida, ya que cuando existe un crecimiento excesivo de la misma, la pérdida de peso es prácticamente imposible.  El aceite de coco contrarresta su crecimiento, si bien debe tomarse con precaución porque puede causar efectos adversos como dolores de cabeza o escalofríos.

Debe puntualizarse que para ingerir el aceite de coco en la dieta, lo mejor es hacerlo poco a poco, de forma que le demos tiempo al organismo a habituarse. Una cucharadita bastará para iniciar.

  Consejos, Perder peso, Salud y belleza