Tomar alcohol promueve una dieta insana

Tomar alcohol promueve una dieta insanaQue tomar alcohol en grandes cantidades es un hábito dañino para nuestra salud lo sabemos todos. De hecho, sabemos que este hábito está relacionado con enfermedades como el hígado graso, la hipertensión, la cirrosis hepática y la depresión. Sin embargo, lo cierto es que el alcohol también ejerce un influjo más subrepticio.

Ahora un estudio desarrollado en Estados Unidos nos desvela algo muy curioso: cuando se toman bebidas alcohólicas tendemos a consumir alimentos más dañinos y en mayor cantidad. La investigación fue realizada en el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo recopilando los datos de las encuestas realizadas entre los años 2003 y 2008.

Se analizaron a 1.800 voluntarios, que debían comunicar sus hábitos alimenticios todos los días, tanto cuando consumían alcohol como cuando no. Los resultados fueron contundentes: los días en que no se consumía alcohol, los hombres habían ingerido una media de 2.400 calorías y las mujeres 1.700. No obstante, los días en que se bebió alcohol, en forma de vino o cerveza, los hombres consumieron un promedio de 400 calorías más y las mujeres 300 calorías.

Sin embargo, lo más interesante es que no solo se consumieron más calorías sino que también varió el tipo de comida. Las personas consumían alimentos más ricos en grasa, aumentaba la ingesta de patatas fritas y carne y disminuía el consumo de leche. Como podrás presuponer, en gran parte esto se debe al hecho de que muchas personas son bebedores sociales. Es decir, al compartir mesa con otros, también descuidan su dieta.

Obviamente, este estudio no afirma que beber alcohol sea dañino ya que se conoce que pequeñas dosis resulta beneficioso para nuestro organismo. Sin embargo, si estás siguiendo una dieta para perder peso es importante que tengas en cuenta que el alcohol te reporta muchas calorías y, si a estas le sumas las que se derivan de los alimentos grasos, podrás comprender que se trata de un comportamiento que no debe convertirse en norma.

  Consejos, Estudios