SunBurn Art: Una moda peligrosa

sunburn-artDirectamente desde Estados Unidos ha llegado una nueva moda: el SunBurn Art. Esta tendencia ya ha desembarcado en Europa, fundamentalmente a través de las redes sociales como Instagram y Twitter.

En esencia, el SunBurn Art consiste en exponer el cuerpo a la radiación solar durante largas horas cubriendo únicamente algunas partes con diseños, ya sea plantillas de cartón o crema fotoprotectora. De esta manera, la piel desprotegida se quema y, al retirarse la protección del diseño, queda en su lugar un llamativo tatuaje solar que se distingue por el contraste de tonalidades.

No hay dudas de que desde el punto de vista estético se trata de una tendencia muy original que permite mostrar bonitos diseños tatuados sin tener que recurrir a las tradicionales técnicas de pintura sobre la piel. Sin embargo, lo que más preocupa a los especialistas es que se trata de moda muy perjudicial para la salud. Así lo confirman los expertos de la Fundación del Cáncer de Piel de los Estados Unidos y de la Academia Española de Dermatología al asegurar que esta practica puede poner en riesgo la vida de las personas.

Tres graves peligros del SunBurn Art

1. Aumenta el riesgo de padecer alergias solares. Las estadísticas aseguran que alrededor de un quinto de la población mundial padece alergia solar, conocida clínicamente como Fotodermatosis Polimorfa (EPL). Este trastorno se desencadena por la exposición prolongada a las radiaciones solares y se caracteriza por la aparición de una leve erupción enrojecida que puede provocar dolor, escozor y complicarse con ampollas o pústulas. Por lo general, suele aparecer casi inmediatamente después de una exposición prolongada a las radiaciones solares, pero a veces los primeros signos pueden tardar varios días en aparecer.

2. Potencia el envejecimiento prematuro de la piel. Los estudios dermatológicos han demostrado que la exposición prolongada al sol acelera el envejecimiento de la piel. Lo que sucede es que cuando la piel se expone demasiado tiempo a los rayos UVA y UVB, el proceso de oxidación celular aumenta y por ende, el ADN de las células se daña. De esta manera, las células de la epidermis producen menos colágeno, elastina y melanina, que son los precursores de una piel saludable y joven. Como resultado, la piel envejece más rápidamente.

3. Incrementa el riesgo de cáncer. Los expertos de la Fundación del Cáncer de Piel estiman que sufrir cinco o más quemaduras durante la juventud aumenta hasta un 80% el riesgo de desarrollar melanoma, el cáncer de piel más frecuente en España. Por tanto, tatuarse la piel a base de quemaduras solares sería algo así como un boleto seguro para el desarrollo del melanoma que, dicho sea de paso, es uno de los tumores de piel más agresivo. El problema es que los rayos ultravioletas aceleran el proceso de oxidación de las células de la epidermis y afectan su ADN estimulando la liberación de los radicales libres, que son los precursores del cáncer de piel.

Imagen del artículo

SunBurn Art: Una moda peligrosa
  Consejos, Enfermedades