Sal y corazón: ¿Cómo encontrar el equilibrio justo?

Sal y corazón: ¿Cómo encontrar el equilibrio justo?Por lo general, la disminución del consumo de sal para prevenir las enfermedades cardiacas y cerebrovasculares constituye una de las principales líneas dietéticas que recomiendan todos los especialistas. Sin embargo, hallazgos recientes afirman que la relación entre la sal y corazón se sustenta en un justo equilibrio.

Pues bien, el estudio en cuestión fue publicado en la Journal of the American Medical Association y señala que las personas que consumen cantidades moderadas de sal probablemente no tendrán que reducir su ingesta.

Esta afirmación se sustenta en una investigación realizada en 30.000 hombres y mujeres que padecían de algún tipo de enfermedad cardiaca o con un elevado riesgo de padecerla. De esta manera, los especialistas se dedicaron a analizar los niveles de sodio y potasio excretados en la orina de este grupo.

Como principal resultado obtuvieron que los niveles de excreción de sodio más bajos o altos se asociaban de igual manera con un mayor riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares. Así, las personas que manifestaban niveles más bajos que el rango medio presentaban un riesgo mayor de morir por enfermedad cardiaca o de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca.

Por otra parte, aquellos que excretaban niveles más elevados de sodio poseían un riesgo mucho mayor de muerte por enfermedad cardiaca, ataque cardiaco y accidente cerebrovascular, así como mayor riesgo de ser hospitalizado por insuficiencia cardiaca.

De manera general, en el estudio se evidenció que tanto la ingesta elevada como demasiado baja de sodio y potasio resultan perjudiciales para la salud. Por lo que encontrar el equilibrio justo en sus proporciones resultaría lo esencial para mantener una buena salud.

Al respecto, los especialistas añaden que la ingesta de potasio no se realiza únicamente mediante el consumo de la sal de cocina sino que también se puede obtener mediante una dieta rica en verduras y frutas, por lo que implementar una dieta sana y variada puede constituir la clave.

Apuntan también que estos resultados no incitan a mantener consumos elevados de sal sino que exhorta a la población a lograr ingerir cantidades promedios justas de sal en la alimentación diaria.

  Consejos, Medicina, Noticias