¿Por qué incluir grasas en la dieta?

Aún cuando estemos en búsqueda de un cuerpo magro y musculoso, las grasas no deberían ser eliminadas por completo de la dieta. Es que, junto a los hidratos de carbono, son la principal fuente energética de nuestro cuerpo. En realidad, al haber en cada gramo de grasa nueve calorías, es la principal energía con la que pueden contar los organismos en relación peso/caloría. Como se señala en un artículo anterior, las grasas deberían ocupar entre el 25 y el 30% del valor energético total consumido cada día.

¿Sin embargo, por qué son necesarias? Enumeremos algunas de las principales funciones de los lípidos en el cuerpo:

  • Son la principal reserva energética del cuerpo. De allí que, cuando los hidratos de carbono son utilizados, el organismo recurre al tejido adiposo para obtener energía.
  • Algunas vitaminas, como la A, D, E y K, son solubles en grasa, es decir, necesitan de esta para actuar.
  • También actúan como transporte de proteínas (llamadas proteínas  liposolubles).
  • Protegen de ateroesclerosis y cuidan la piel del envejecimiento.
  • Cuidan los órganos.
  • Ayudan a sintetizar la testosterona, una hormona que se encuentra en mayor cantidad en los hombres.

Del total de grasa de nuestra dieta, dos terceras partes deben ser insaturadas, las llamadas “grasas buenas”. Sus principales fuentes son los aceites vegetales crudos, los pescados y los frutos secos, cómo nueces y almendras.

La restante tercera parte incluye las grasas saturadas que no deben ser excluidas de la dieta. Se encuentran principalmente en carnes, frituras y embutidos. Claro que llegar al valor diario requerido es sumamente fácil, ya que no se requieren grandes cantidades.

Así como cuidamos no excedernos con ellas, también debemos considerar incluir a las grasas en nuestra dieta.

Imagen del artículo

¿Por qué incluir grasas en la dieta?
  Consejos, Dietas, Salud y belleza