¿Por qué incluir el mango en tu dieta?

MangoLos mangos son una de las frutas más nutritivas que puedes incluir en tu dieta cotidiana. Contienen abundante fibra, agua y compuestos bioactivos que mejoran los procesos metabólicos. También son una fuente importante de vitamina A, C y E, a la vez que tienen cobre, calcio, fósforo y magnesio. Además, son perfectos para adelgazar pues aportan muy pocas calorías y ácidos grasos, por lo que son ideales para quienes sufren problemas con el colesterol u obesidad. Sin embargo, estos no son sus únicos beneficios.

Cinco beneficios del mango que no conocías

1. Favorece la digestión. Su gran aporte en fibra y sus propiedades alcalinizantes convierten al mango en una fruta ideal para regular la digestión y facilitar el tránsito intestinal ya que son muy buenos reguladores del pH del estómago. Además, su considerable cantidad de enzimas digestivas le otorgan propiedades laxantes naturales que facilitan la eliminación de los desechos del organismo, un efecto favorable para las personas que padecen estreñimiento o síndrome de colon irritable.

2. Regula la presión arterial. Su gran aporte en potasio convierte al mango en una fruta ideal para las personas que sufren problemas con su presión arterial. De hecho, se conoce que el consumo frecuente de mango ayuda a regular la presión sanguínea, a la vez que estimula la eficiencia de los músculos cardiacos y mejora el ritmo del corazón.

3. Estimula la función cerebral. Diversos estudios han desvelado que el mango favorece la función cerebral, mejora la memoria y desintoxica al cerebro. Esto se debe a su aporte de glutamina, un aminoácido que se convierte en ácido glutámico y es trasportado al cerebro para regular la acumulación de amoníaco que, en grandes cantidades, puede resultar perjudicial. Asimismo, el ácido glutámico funciona como combustible cerebral impulsando el desarrollo de los procesos cognitivos.

4. Retrasa el envejecimiento. El mango es rico en antioxidantes como la vitamina C y E, betacaroteno, quercetina y astragalina. Se trata de compuestos que actúan reduciendo los radicales libres que dañan las células del cuerpo y que son los principales responsables del envejecimiento prematuro. De manera similar, se conoce que el consumo frecuente de mango puede prevenir algunas enfermedades degenerativas y varios tipos de cáncer.

5. Mejora la visión. El mango es rico en vitamina A, de hecho, aporta hasta un 25% de las necesidades diarias recomendadas de esta vitamina. Además, contiene numerosos flavonoides que junto a la vitamina A son esenciales para mejorar la salud ocular y prevenir problemas de visión como la cataratas, la degeneración macular o la ceguera nocturna.

Imagen del artículo

¿Por qué incluir el mango en tu dieta?
  Consejos, Dietas, Estudios, Recetas Sanas