¿Por qué deberías incluir algas en tu dieta?

algasLa mayoría de las personas relacionan las algas con la comida oriental pero lo cierto es que este alimento también está ganando muchísimo terreno en los platos occidentales. No solo por su exquisito sabor que complementa muy bien en algunas recetas, sino también por sus enormes propiedades para la salud. De hecho, se ha encontrado que las algas son ricas en oligoelementos, vitaminas y proteínas de gran calidad, a la vez que su consumo frecuente ayuda a combatir algunas enfermedades.

Los beneficios de las algas para la salud

1. Regulan la diabetes. Se ha demostrado que las algas son un excelente regulador del índice de glucosa en sangre. Esto gracias a su contenido de dos tipos de azúcares simples, la fructosa y el manitol, dos variedades que estimulan una discreta producción de insulina sin provocar los peligrosos picos glucémicos.

2. Previenen la hipertensión arterial. Las algas también son ricas en minerales como el yodo y el sodio, que participan en numerosos procesos metabólicos de nuestro cuerpo. Uno de los beneficios de este equilibrio mineral es regular el sistema circulatorio y cardiovascular, lo cual ayuda a prevenir enfermedades tales como la hipertensión arterial.

3. Mejoran el tránsito intestinal. Se ha encontrado que las algas son ricas en ácido glutámico, un compuesto que ayuda a reblandecer la fibra de otros alimentos facilitando así su digestión. De manera similar, las algas están compuestas por mucílagos, una sustancia vegetal que protege la mucosa gástrica y facilita el tránsito intestinal.

4. Estimulan la visión. Los expertos en nutrición recomiendan el consumo frecuente de algas por su elevado contenido en vitamina A, un nutriente fundamental para el buen funcionamiento de la visión. De hecho, se conoce que las algas Nori pueden contener tanta vitamina A como las zanahorias, mientras que la espirulina puede contener hasta 15 veces más.

5. Reducen el colesterol. Las algas no solo están libres de grasas saturadas sino que aportan alrededor de un 5% de las grasas insaturadas que son esenciales para el buen funcionamiento del metabolismo. De hecho, se ha demostrado que su consumo frecuente reduce el nivel de colesterol “malo” en sangre, a la vez que estimula los índices de colesterol “bueno”.

6. Depuran al organismo. La mayoría de las algas contienen ácido algénico, un compuesto indigerible que actúa como depurador natural de los intestinos. Este compuesto actúa aglutinando en la pared del colon las toxinas que se encuentran en el intestino, lo cual favorece su eliminación de manera natural.

7. Ayudan a adelgazar. Las algas son un excelente alimento para adelgazar. Tienen un efecto ligeramente laxante que ayuda a eliminar las grasas, a la vez que aceleran la combustión de las grasas en el organismo. Además, tienen un poderoso efecto saciante, un bajo contenido calórico y un elevado valor nutritivo.

Imagen del artículo

¿Por qué deberías incluir algas en tu dieta?
  Consejos, Dietas, Peso ideal, Recetas Sanas