¿Por qué algunas dietas para bajar de peso no funcionan?

DietaEn nuestros días son muchas las personas que sostienen dietas para bajar de peso y adoptar el nuevo modelo de belleza internacional. Dietas que se sustentan fundamentalmente en un consumo hipocalórico de alimentos que aportan solamente los nutrientes indispensables para sobrevivir. Sin embargo, en muchas ocasiones estas dietas no resultan efectivas para su propósito esencial: disminuir el peso corporal.

Es precisamente debido a los complejos sistemas y procesos que tienen lugar durante el adelgazamiento que en muchas ocasiones las dietas hipocalóricas no funcionan. Pues cuando hablamos de adelgazar no sólo comprendemos la pérdida de masa corporal por un consumo ínfimo de alimentos, sino que además participan otras estructuras y confluyen varios aspectos.

Debe destacarse que el ser humano generalmente mantiene un peso constante durante toda su vida, aunque por supuesto, éste tiende a aumentar con el paso de los años. Nuestro organismo utiliza sistemáticamente mecanismos de equilibrio que le permiten asimilar tanto el exceso como el defecto de alimentos manteniendo así un determinado balance en el peso corporal. Ésta es una de las razones primarias por la cual algunas dietas no son oportunas para todas las personas, pues una vez que el organismo se ha adaptado a un consumo hipocalórico, el peso corporal se mantendrá estable.

Siguiendo esta línea de pensamiento se han realizado varias investigaciones sobre la regulación del peso corporal, destacándose los estudios del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínico de Barcelona, donde se refiere la existencia de un nivel de regulación “ponderal”, según la cual tanto los excesos como las insuficiencias alimentarias pueden desencadenar transformaciones metabólicas que intervienen en las modificaciones del peso corporal.

Por otra parte, es necesario comprender que el peso corporal de cada persona depende también del componente genético, el cual resulta un elemento determinante en la masa corporal real y la tendencia a aumentarla o disminuirla. Por tal razón, numerosas dietas alimenticias no resultan del todo efectivas en personas con una predisposición al sobrepeso o a la obesidad, por el contrario, lo que producen es un déficit nutricional significativo en el intento de reducir las calorías consumidas.

Así, puede comprenderse que todas las dietas para perder peso no resultan igualmente eficaces u oportunas pues su acción dependerá del metabolismo de cada persona. De ahí la necesidad de consultar a especialistas nutricionales y dietistas.

  Consejos, Dietas, Perder peso, Peso ideal