Pautas para un buen desayuno

«Desayuna bien», es uno de los consejos nutricionales más aceptados. Sin embargo, muchas personas mencionan esta frase sin saber qué se entiende por un buen desayuno. Generalmente, se asocia esto simplemente con un desayuno voluminoso, pero se trata de algo más complejo.

Como primera medida, «desayunar bien» implica apartar unos minutos para esto. Lo mejor es sentarse a la mesa antes de iniciar las actividades del día, y no comer algo mientras corremos para salir de casa cuanto antes.

Sin embargo, el hecho de sentarse a comer no implica que un mejor desayuno es aquel en el que se come más. La calidad del desayuno se mide en función de los macro y micronutrientes que este nos aporta.

Un buen desayuno debe aportar energía en forma de hidratos de carbono complejos para empezar el día con el combustible necesario. Estos hidratos pueden obtenerse de los cereales y de todo tipo de derivados de la harina: pan, tostadas, galletas. En una adecuada alimentación, debemos cuidar de no engañarnos y consumir más grasas que hidratos de carbono cuando buscamos un desayuno nutritivo. Las galletas o los productos de panadería con mucha grasa son más perjudiciales que beneficiosas.

También es bueno que un desayuno aporte vitaminas y minerales. Además de muchos cereales y yogures que están fortificados, la mejor fuente para estos micronutrientes es la fruta fresca. Incluir al menos una fruta al comenzar el día es muy recomendable, y más aún si la comemos en ayunas.

Muchos desayunos incluyen lácteos. Ya sea leche (sola o como acompañamiento de infusiones), yogur, queso o queso crema, estos brindan un buen aporte de proteínas y de calcio, nutrientes necesarios para una dieta equilibrada. Aquí debemos cuidarnos con las grasas: lo ideal es consumir lácteos descremados, moderar la cantidad de queso y evitar por completo la manteca o margarina.

Por supuesto, estos son pautas generales. Las cantidades específicas varían en función de cada persona. Lo ideal es que un profesional sea el que supervise la dieta. Pero sabemos que de cualquier modo, lo mejor es que el desayuno ayude a cubrir las necesidades de nutrientes del cuerpo.

Imagen del artículo

Pautas para un buen desayuno
  Consejos, Dietas, Perder peso, Salud y belleza