Patatas: Sus propiedades nutritivas

patatasDesde que las patatas se importaron de Latinoamérica, allá por el siglo XVI, se han convertido en un alimento esencial de la dieta europea. Si bien debe conocerse que las patatas son una fuente de carbohidratos, lo cierto es que sus propiedades nutricionales la ubican en un lugar privilegiado dentro de todos los alimentos que contienen carbohidratos. ¿Por qué?

Las patatas son una fuente segura de Vitamina C. Una patata media, de aproximadamente 180 gramos, posee una media de 10mg de Vitamina C, que sería el equivalente a 1/8 de la necesidad de un adulto. No obstante, las patatas chicas contienen el doble de Vitamina C, lo que sería 1/4 de lo que necesitamos.

Las patatas contienen una cantidad significativa de potasio que es esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos y las funciones musculares. La combinación del potasio con el bajo contenido de sodio, convierte a las patatas en un alimento ideal para aquellos que desean regular su presión sanguínea.

Continuando con el elenco de propiedades de las patatas, puede añadirse que una porción media de este alimento provee un décimo del magnesio y el hierro que necesitamos.

Otro de los beneficios de las patatas, independientemente de su contenido alto en carbohidratos, es que pueden ser útiles para las personas que intentan perder peso o mantenerse en forma ya que son una importante fuente de fibra. Una porción media de patatas hervidas y peladas (siempre me refiero a 180 gramos), contiene aproximadamente 140 calorías, mucho menos que la contenida en la pasta o incluso en el arroz. Además, según se publicó recientemente en la European Journal of Clinical Nutrition las patatas poseen un índice de saciedad tres veces superior al mismo aporte calórico que nos suministra el pan blanco.

No obstante, debemos tener en cuenta que la forma en la cual preparamos las patatas hace que su aporte nutricional varíe en dependencia de la temperatura y la duración  de la cocción. Hervir las patatas con la piel reduce la pérdida de nutrientes, al igual que almacenarlas en un lugar seco, oscuro y cuya temperatura no baje de los 4 grados.

  Consejos, Dietas, Salud y belleza