No te olvides de la vitamina E

Una alimentación saludable no descuida ninguno de los micronutrientes que el cuerpo necesita, es decir las vitaminas y los minerales. Y entre las primeras está la vitamina E. Esta es un poderoso antioxidante con diversas funciones para nuestro cuerpo.

En primer lugar, es sumamente buena para la piel, puesto que ayuda a mantenerla joven y en buen estado, además de contribuir a su cicatrización. También es útil para prevenir enfermedades cardíacas u otras como el cáncer. Además, cabe destacar que la carencia de vitamina E puede provocar anemia y deficiencias en la producción de glóbulos rojos.

Para las mujeres la vitamina E es especialmente importante, puesto que ayuda a combatir dolores menstruales y la dismenborrea (períodos de menstruación particularmente dolorosos). Incluso, esta vitamina es útil para hacer frente a complicaciones durante el embarazo.

Pero, ¿Qué alimentos contienen vitamina E? Los aceites más saludables, de origen vegetal, proveen gran cantidad de vitamina E. Entre ellos los principales son los de maíz, trigo y soja. Además, el gérmen de trigo es otra excelente fuente de vitamina E.

También es frutos secos como las nueves y las almendras y las semillas de girasol. Entre las frutas y verduras que podemos consumir para incorporar esta vitamina se encuentran la zanahoria, el tomate, el brócoli, la espinaca, el nabo y la palta. Otra importante fuente son las aceitunas.

Se trata de una gran variedad de alimentos por los que puedes optar para cubrir tus requerimientos diarios de esta importante vitamina.

Imagen del artículo

No te olvides de la vitamina E
  Consejos, Dietas, Salud y belleza