No hagas dieta sólo con frutas y verduras

Las frutas y las verduras son alimentos sumamente saludables. Sin embargo, esto no significa que una dieta deba basarse casi con exclusividad en su consumo. Estas sólo aportarán parte de los macro y micronutrientes que el cuerpo necesita.

Existe mucha confusión entre ciertos términos relacionados con la dieta. Que algo sea «nutritivo» no implica que no engorda, ni tampoco que sea un alimento completo. A la hora de caracterizar frutas y verduras deberíamos decir, en un modo general, que se trata de alimentos muy nutritivos, y en su mayoría muy dietéticos. Pero esto no hace que podamos vivir sólo a base de ellas.

En líneas generales, se debe decir que ni las frutas ni las verduras aportan cantidades significativas de hidratos de carbono complejos ni proteínas, necesarias para el cuerpo, y que deben incorporarse a través de otros alimentos.

En el caso de las frutas, estas pueden ser una de las fuentes más saludables de hidratos de carbono simples. Además de su aporte de fructosa, un azúcar simple que aporta energía a nuestro cuerpo en forma rápida, las frutas proveen de fibra y de vitaminas y minerales. En general, su aporte calórico no es muy elevado, salvo algunas excepciones como la palta, las uvas, o los plátanos.

Las frutas frescas no tienen grasas, mientras que las frutas secas, como las almendras y nueces contienen grasas insaturadas que son muy beneficiosas para el organismo si se las consume con moderación.

Por el lado de las verduras, la mayoría de ellas aportan cantidades ínfimas de calorías, como las verduras de hojas verdes, la zanahoria, los pimientos o los tomates, provenientes en su mayoría de hidratos de carbono, aunque al ser tan pequeña la cantidad no se podría considerarlas una fuente de este nutriente. Las hortalizas como las patatas o las batatas, además de las legumbres, si son una buena alternativa de origen vegetal para incorporar carbohidratos de la dieta.

Las verduras, al igual que las frutas, brindan grandes cantidades de vitaminas y minerales. Lo más recomendable es consumir tanto frutas como verduras en forma variada, para incorporar todos los grupos de micronutrientes.

Esto debería ser complementado con fuentes de proteínas, ya sea vegetales o animales.  De todas formas, son mejores estas últimas fuentes de proteínas, ya que el huevo, la leche y las carnes poseen las proteínas más complejas. Y además, se deberán incorporar a la dieta hidratos de carbono complejos, cuya mejor fuente son los cereales.

Ningún alimento puede ser el único en una dieta, sino que en el equilibrio y la variedad se encuentran los nutrientes necesarios para mantener al cuerpo saludable y en el peso deseado.

Imagen del artículo

No hagas dieta sólo con frutas y verduras
  Consejos, Dietas, Perder peso