Los síntomas del saturnismo

Los síntomas del saturnismoEn muchas ocasiones las personas se exponen a factores contaminantes sin darse cuenta; tal es el caso del plomo que puede ser absorbido por el sistema respiratorio o ingerido a través del sistema gastrointestinal y que puede causar una intoxicación.

El plomo es uno de los metales pesados que tiene efectos neurotóxicos y que al organismo le resulta particularmente difícil eliminar. En muchas ocasiones la intoxicación por plomo no sólo causa disfuncionalidades del Sistema Nervioso Central sino que también ataca al corazón, el hígado y los riñones.

Cuando la intoxicación no presenta síntomas demasiado severos se le denomina plombemia o plumbosis pero cuando la intoxicación es crónica se le denomina saturnismo.

Pero… ¿cuáles son los síntomas del saturnismo?

Debe aclararse que, según la Organización Mundial de la Salud, los efectos de la plombemia se apreciarán sólo después de que se hayan acumulado 15 ?g/dl. En las fases primeras la persona pueden sentir dolores de cabeza, fatiga, problemas estomacales, cansancio en todo el cuerpo, irritabilidad, pérdida del apetito y, uno de los síntomas más importante: sabor metálico en la boca.

Los síntomas del saturnismo serían:

-Cefaleas

-Nauseas y cólicos

-Parálisis de tobillos y muñecas

-Incapacidad para leer

-Dificultades psicomotoras e incluso conducta antisocial y agresiva

-Deterioro de la memoria

-Problemas de audición y de equilibrio

-Aumento de la presión sanguínea

-Cuando existe una elevada concentración de plomo se aprecia una coloración peculiar de tono negro-plateado en la piel de las personas y particularmente en las encías.

Afortunadamente aunque el plomo se haya acumulado en el hígado o en los riñones, éste se puede eliminar con un tratamiento médico y asumiendo una dieta rica en calcio, zinc y hierro. No obstante, es imprescindible que la persona se aleje de la fuente de contaminación.

Vale aclarar que las personas que viven en las grandes ciudades, en edificios antiguos o en casas construidas antes de la década del ‘70, se exponen a un riesgo mayor de intoxicarse con plomo.

  Consejos, Enfermedades, Medicina