Los peligros para la dieta de comer en los restaurantes Buffet

restaurantes buffetEn cuestiones de dieta no todo se reduce a la fuerza de voluntad y la perseverancia, en algunas ocasiones nuestra percepción y nuestra mente nos juegan malas pasadas. Por ejemplo, son muchos los psicólogos que afirman que mientras mayor sea el tamaño de las raciones que se ofrecen, más comeremos.

En los Estados Unidos en los últimos años una porción de refresco ha aumentado unos 260,78 gramos, una hamburguesa ha crecido en unos 50 gramos y las patatas fritas en unos 120 gramos. Probablemente está de más puntualizar que un proceso similar se ha vivido en Europa donde también se han incluido las porciones “super size”. De esta manera, paulatinamente, nos hemos ido acostumbrando a comer más hasta el punto que si muchas personas simplemente redujeran la ingesta de sodas y disminuyesen las proporciones de los snack, ya bajarían de peso.

Cuando entramos a los restaurantes Buffet las medidas son enormes, de hecho, se puede comer cuanto se desee, de esta forma, por poco que comamos, probablemente terminaremos ingiriendo una gran cantidad de calorías. También debido a que muchos de los alimentos que se presentan en los restaurantes Buffet son altamente calóricos y ricos en grasas.

Psicológicamente hablando, está demostrado que mientras más disponibilidad tenemos de adquirir los alimentos, mayor será la ración que consumimos, si bien esta decisión no siempre es consciente. No obstante, esto no quiere decir que tengamos que abstenernos de este tipo de establecimiento sino que debemos ir preparados para el mismo.

Así, algunos consejos para seguir la dieta en los restaurantes Buffet son:

Asegurarse de que las ofertas del restaurante se relacionan con la dieta, caso contrario, nos hallaremos consumiendo alimentos “prohibidos”.

Seleccionar las entradas acompañadas de verduras y optar por los aliños más simples que no le añadan muchas calorías al plato.

No dejarse llevar por las porciones que consumen las otras personas, pues probablemente en la comparación la nuestra (aunque grande) será muy pequeña.

– No llegar al Buffet con mucho apetito debido a que no tomamos ninguna merienda con anterioridad. El hambre y la cantidad de comida a nuestra disposición son un binomio peligroso.

  Consejos, Dietas, Perder peso, Peso ideal