Las vibraciones: ¿Son efectivos los aparatos vibratorios?

vibracionesEn estos últimos tiempos se han puesto de moda los aparatos de vibración para perder peso y tonificar los músculos. Pero… ¿funcionan realmente? Los especialistas afirman que el uso de los aparatos vibratorios no reduce el peso ni combate la celulitis pero si mejoran el tono muscular.

Debe puntualizarse que generalmente este tipo de aditamentos son utilizados por las personas que practican ejercicio físico en la búsqueda de una alternativa al ejercicio con pesas que produzca respuestas musculares parecidas. No obstante, es sabido que la publicidad de los aparatos vibratorios se dirige fundamentalmente a las personas que no realizan ejercicios; cuando realmente este procedimiento no permite la pérdida de peso ni altera el tejido graso.

No obstante, lo cierto es que las vibraciones realmente tienen ciertos efectos sobre el ser humano. Algunos de estos efectos son negativos, como es el caso de las personas que se exponen a las vibraciones de equipos como los taladros; pero otros efectos son positivos y se utilizan en la rehabilitación. La positividad o negatividad de las vibraciones depende sobre todo de la magnitud, la frecuencia, la dirección y la extensión de la sesión a la que nos exponemos. Lo recomendable para la salud humana es una frecuencia que varíe entre los 25 y los 40 hertzios y una sesión que no sobrepase los 30 minutos.

Pero a la misma vez debe aclararse que las vibraciones tienen diferentes impactos en nuestros sistemas. Por ejemplo, en el caso del sistema neuromuscular las vibraciones producen contracciones musculares que mejoran la rapidez de respuesta del músculo, su fuerza y potencia.

Si se hace referencia al sistema endocrino, las vibraciones provocan un aumento de la hormona del crecimiento y de la testosterona pero a la misma vez disminuye los niveles de cortisol y reducen la glucosa en sangre. En relación con el sistema cardiovascular, las vibraciones ejercen un efecto vasodilatador al aumentar la presión arterial sistólica y la frecuencia cardiaca aunque finalizado el ejercicio éstas vuelven a sus valores normales.

En síntesis, que estos aparatos vibratorios brindan una opción rápida para entrenar los músculos presentando pocas probabilidades de que aparezcan lesiones pero la comunidad científica alerta que sus potencialidades para hacernos perder peso o para fortalecer músculos no entrenados aún no está confirmada.

  Consejos, Ejercicio físico, Perder peso