Los parásitos alimentarios

Los parásitos alimentariosLos parásitos alimentarios son pequeños microorganismos que, por lo general, proceden de las heces de los animales y que se alojan tanto en los alimentos como en el agua que consumimos. De esta manera, al entrar en contacto con los seres humanos, suelen provocar severas afectaciones para su salud.

En este sentido, se conoce que los parásitos alimentarios son los causantes de enfermedades como la giardiasis y la toxoplasmosis, que afectan a un enorme número de personas en todo el mundo. Entre los más frecuentes se encuentran: el parásito Giardia duodenalis, el Cryptosporidium parvum, el Toxoplasma gondii,la Trichinellaspiralis yla Taeniaresponsables de múltiples afecciones en los humanos.

Su aparición se debe, fundamentalmente, al consumo de agua contaminada, de carne cruda o poco cocida e infectada o a través del contacto con superficies contaminadas por las heces de los animales o de las personas. Así, es común que las infecciones provocadas por estos parásitos se caractericen por provocar sobre todo manifestaciones gastrointestinales como diarreas, calambres abdominales, gases, náuseas, vómitos, fiebre e incluso deshidratación y pérdida de peso corporal.

En estos casos, debe asistirse a un médico que determine cuál es el parásito específico de la infección y proponga el tratamiento más adecuado. No obstante, los especialistas recomiendan mantener siempre estrictas medidas higiénicas que controlen el contacto con los parásitos alimentarios y de esta forma evitar cualquier riesgo.

Así, sería oportuno lavarse las manos adecuadamente antes y después de consumir los alimentos, ir al baño o estar en contacto con superficies contaminadas. Será conveniente además consumir agua tratada, a la vez que se evite tomar agua de ríos o pantanos.

También será aconsejable cocinar los alimentos hasta alcanzar una temperatura elevada de manera que el centro de la pieza se encuentre bien cocido. Y de manera similar, se lavarán con abundante agua las frutas y hortalizas antes de consumirlas, cuidando de mantener limpia la superficie de manipulación de estos alimentos.

Imagen del artículo

Los parásitos alimentarios
  Consejos, Enfermedades