Los beneficios de ayudar a los demás

Ayudar a los demásAyudar a los demás es un increíble acto de altruismo y humanismo. La mayoría de las personas lo hace de forma desinteresada y dan una mano sin esperar nada a cambio ya que el simple hecho de poder colaborar les reporta una enorme satisfacción. Sin embargo, lo que muy pocos saben es que ayudar de forma altruista a los demás no solo resulta beneficioso para quien recibe una mano, sino también para quien la brinda. Al menos, estas son las conclusiones de la Fundación para la Salud Mental, una organización británica sin ánimo de lucro.

Cinco beneficios de ser una persona altruista

1. Reduce los sentimientos negativos. Las personas que suelen ayudar a las demás experimentan menos emociones negativas como la agresividad, la ira y la hostilidad y por tanto, se sienten más felices consigo mismas. De hecho, suelen tener un estilo de vida más activo físicamente, se distraen de sus problemas con mayor facilidad, tienen una mejor autoestima y resuelven sus conflictos de manera más asertiva.

2. Estimula la actividad cerebral. Se ha demostrado que las personas altruistas tienen más materia gris en el área temporo-parietal, una zona cerebral que está relacionada con la empatía y la solidaridad. Se trata de una sutil diferencia que también incide de manera positiva en el equilibrio, el lenguaje, la ejecución de tareas visuales complejas y la regulación de las emociones.

3. Estimula una actitud optimista. Se conoce que las personas altruistas tienen una mayor autoconfianza y autoestima en relación con las personas menos bondadosas. De manera similar, suelen tener una visión más positiva de la vida, tienen mejores relaciones interpersonales y cuentan con herramientas asertivas para enfrentar las adversidades.

4. Favorece la capacidad de análisis. Tener una perspectiva clara es algo que caracteriza a las personas altruistas. De hecho, son personas que viven el aquí y el ahora, siendo plenamente conscientes de su presente, de lo que tienen y lo que les falta pero sin dejar de sentirse afortunadas. Por ello, suelen tener una visión más lógica, coherente y proactiva de las circunstancias de la vida cotidiana.

5. Aporta años de vida. Los estudios afirman que las personas humanitarias que siempre están dispuestas a tender una mano suelen ser más longevos. De hecho, una investigación realizada en personas de la tercera edad demostró que quienes apoyan a los demás y mantienen una vida social activa, viven más tiempo que aquellos que no lo hacen.

Imagen del artículo

Los beneficios de ayudar a los demás
  Consejos, Estudios